En Chile:

Abogado denuncia eventual colusión de canales de televisión durante Estado de Emergencia

El 19 de octubre pasado se llevó a cabo una reunión entre los máximos ejecutivos de los canales de televisión de señal abierta en Chile y el gobierno, representado por Sebastián Piñera y su entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick.

La situación fue dada a conocer por la Federación de Trabajadores de Canales de Televisión (FETRA TV) en una carta divulgada por El Desconcierto, acusando «una clara intervención (de La Moneda) en la definición de las líneas editoriales y de prensa para cubrir la información de los medios respecto del estallido social que hoy conmueve al país».

«Esta práctica, propia de los tiempos de la dictadura, es inadmisible pues en los hechos constituye una censura de prensa encubierta, afectando no sólo la autonomía y la objetividad de los medios, y en especial de todos los periodistas, sino que también el derecho a la información libre, oportuna y veraz que garantiza la Constitución y los tratados internacionales a todos los conciudadanos», indicaron.

Según declaró a ese medio online el presidente de la federación, Iván Mezzano, la respuesta de los ejecutivos fue «que esa reunión había sido como las que se tienen habitualmente con el gobierno, y que nunca habían sentido una presión de la índole que nosotros podríamos tener, y que si hubiese sido así, no la hubiesen aceptado».

Desde la Asociación Nacional de Televisión (Anatel) dijeron no tener conocimiento de la reunión, que no le correspondía «entrar a calificar ni controlar el trabajo de cada medio en su contacto con la ciudadanía y las autoridades», y que podían «dar fe que los canales de televisión están funcionando con absoluta libertad informativa».

Pero ayer se abrió un nuevo capítulo en esta historia, cuando el abogado de la PUC Felipe Vega Gómez «ingresó una denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE)… acusando una colusión entre los medios de televisión abierta organizada por Andrés Chadwick», publicó FayerWayer.

Tal como dice el escrito, existiría una «infracción… por haberse verificado un acuerdo que involucró a competidores —del tipo Hub & Spoke— y que consistió en la limitación de distintos canales de televisión (spokes) de la parrilla programática y contenido, a instancias de la autoridad (hub). Se trata, entonces, de una colusión de limitación de producción (“cartel duro”) perpetrada por distintos agentes económicos partícipes en el mercado de televisión abierta como oferentes, y el Ministro del Interior del Estado de Chile, llevada a cabo durante la vigencia de un Estado de Excepción Constitucional declarado por la autoridad».

Se relata así que «la parrilla programática efectivamente se constriñó durante los días sábado y domingo, abarcando contenidos totalmente diversos a aquellos producidos con anterioridad; lo que, por cierto, ocurrió respecto de todos los canales de televisión abierta a la vez», mencionando entre ellos a La Red, TVN, Mega, Chilevisión y Canal 13, participantes de la reunión.

«Situación que dista mucho de la realidad nacional, que sí fue cubierta por ciertos medios de prensa escritos… (lo que) produjo un evidente perjuicio a la comunidad, que se encontraba (y encuentra) en la necesidad de enterarse sobre la contingencia nacional», puntualiza.

POSTS POPULARES