Destacados:

Reserva Federal proyecta un alza de precios del combustible por conflictos en Medio Oriente

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, contó este martes a Diane Sawyer de ABC que los precios de la gasolina continuarán aumentando en Estados Unidos.

Bernanke contó a Sawyer que los precios de la gasolina “son un problema importante” y admitió que son “un sufrimiento para muchas personas”. Durante la entrevista, el jefe del banco central estadounidense trató de inyectar la falacia de que los precios de la gasolina son responsables por la inflación, la cual dijo que escalará dentro de los próximos meses. Por inflación, Bernanke se refiere a un aumento de los precios. Como el candidato Ron Paul indica, la culpabilidad de esto debería ser situada en la Reserva Federal.

“La mayoría de los economistas no entienden que la inflación es, en su base, un fenómeno monetario”, escribió Paul en marzo pasado. “Puede que existan otros factores que contribuyan al alza de precios, como la hambruna, inundaciones, o agitación mundial, pero esos efectos son transitorios. Citando consistentemente sólo estos factores, sin reconocer nunca los efectos de la política monetaria, es ignorar responsabilidades”.

Bernanke también sostuvo que el alza de precios del combustible puede ser atribuible a Irán y problemas en Medio Oriente. “El Medio Oriente es muy impredecible – muchas cosas están ocurriendo con respecto a Irán (…) obviamente necesitamos estar muy atentos a eso”, contó a Sawyer. El entrevistado no se molestó en explicar cómo la Reserva Federal crea inflación monetaria. En realidad es muy simple. Más dinero equivale a menos valor.

La Reserva Federal actualmente está haciendo esto mediante la flexibilización cuantitativa – aumentando el suministro de dinero e inundando las instituciones financieras con capital. Economistas indican que el problema de esto es que aunque exista más dinero circulando en el sistema, aún existe una cantidad fija de bienes a la venta.

Bernanke “admite que no entiende por qué la economía es de la manera que es. La realidad no se ajusta a su teoría”, escribe Zero Hedge. “Entonces, ¿qué haces cuando eres el jefe de la imprenta más grande del mundo, y no sabes qué más hacer? Por supuesto que una tercera ronda de flexibilización cuantitativa.”

Este martes, Bernanke insinuó que QE3 (flexibilización cuantitativa III, por sus siglas en inglés) podría estar a la vuelta de la esquina. Manifestó que se requiere más dilución de la oferta de dinero debido al desempleo vejatorio. El alto desempleo está directamente relacionado con la Reserva Federal y su diseñado ciclo de auges y caídas. La Fed – como el propio Bernanke admitió – fue responsable de la llamada Gran Depresión y su abismante desempleo. Hoy es lo mismo.

Ben Bernanke simplemente está leyendo de su manual de banquero, como se le instruyó. Si fuese sincero, admitiría que un alza de los precios del combustible no crea inflación. Los precios del petróleo son el reflejo de un dólar devaluado.

En una entrevista del año pasado, el editor de ShadowStats, John Williams, dijo que “la debilidad del dólar es doblemente inflacionaria. Es el factor más grande detrás del consecuente aumento de precios del petróleo”.

No son los barones avaros del petróleo en Medio Oriente, o Irán que amenaza con cerrar el Estrecho de Ormuz en respuesta a un ataque militar de Estados Unidos o Israel. Es la Reserva Federal y los bancos centrales.