Destacados:

Rand Paul condena ley que autorizaría a militares a arrestar a ciudadadanos estadounidenses

Ayer en la noche, el senador Rand Paul contó a Andrew Napolitano que los estadounidenses podrían ser despojados de sus derechos y ser enviados a la Bahía de Guantánamo bajo los términos de la provisión de “detención indefinida” inserta en el Acta de Autorización de Defensa Nacional, que será revisada por el Senado esta semana.

Apareciendo en el show Fox Business de Napolitano, Paul dijo que le sorprendía “cómo cualquiera pudiese votar para enviar a un ciudadano estadounidense, que ha sido acusado de un crimen, a un centro de detención en tierra extranjera sin el debido proceso”.

Paul ha ofrecido una enmienda al proyecto de ley que sacaría completamente la Sección 1031 de la legislación, aunque es improbable que sea aprobada luego del rechazo de ayer de la enmienda del senador Mark Udall, la cual meramente proveería mayor fiscalización.

El senador dijo que ha hablado con otros republicanos que han indicado en numerosas instancias dónde la Constitución menciona específicamente el derecho a un juicio justo, habeas corpus y un debido proceso legal, todos los cuales se verán eviscerados con la aprobación de la provisión de ‘detención indefinida” del Acta de Autorización de Defensa Nacional.

Partidarios republicanos del proyecto de ley están citando casos de la Corte Suprema para justificar la provisión, los cuales ni siquiera validan sus argumentos. Como indicó Napolitano, incluso a un saboteador de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial se le permitía tener un juicio porque ser un ciudadano estadounidense, teniendo derechos innatos que no pueden ser arrebatados.

Napolitano apunta a que esto es meramente un acto de codificar en una ley lo que hicieron presidentes anteriores que violaron la Constitución, específicamente bajo el “sistema legal paralelo” iniciado durante la administración Bush, “En el cual sospechosos de terrorismo – ciudadanos estadounidenses y no-ciudadanos – pueden ser investigados, encarcelados, interrogados y castigados sin protecciones legales garantizadas por el sistema ordinario”, como reportó el Washington Post en diciembre de 2002.

“Me pregunto cómo se sentirían los estadounidenses cuando vean tropas en las calles de manera regular, algo que nadie que viva ha visto desde que ello terminó en 1876”, dijo Napolitano, refiriéndose a cómo el proyecto de ley caracteriza a todos los Estados Unidos como un “campo de batalla” en el que tropas estadounidenses podrán operar libremente y arrestar a ciudadanos comunes y corrientes.

El congresista republicano Justin Amash, otro vehemente crítico de la ley, también apareció anoche en el show del juez Napolitano para advertir que la provisión en el proyecto podría infligir la misma tiranía sobre los estadounidenses como se infligió con el Rey George hace dos siglos atrás.

“Este país fue construido sobre la idea de la libertad, y si estamos combatiendo el terrorismo pero destruyendo la libertad en el proceso, no estamos realmente alcanzando el objetivo de defender a este país… Ciudadanos estadounidenses nunca debiesen ser detenidos indefinidamente sin cargos o juicio a la discreción del Presidente – eso es completamente escandaloso y mis constituyentes concuerdan conmigo”, dijo Amash.

Amash agregó que sería una “parodia” ver a militares involucrados con la policía porque “contra eso lucharon nuestros padres fundadores” durante la guerra revolucionaria.

Ver intervención del senador Rand Paul en Fox Business (inglés)