Destacados:

Diosdado Cabello entregará antecedentes de magnicidio denunciado por la prensa chilena

“Sabemos quiénes son, sabemos en qué andan, sabemos con quién andan, sabemos con quién se reúnen, sabemos lo que quieren y los vamos a buscar”. Así de categórico fue el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, al denunciar la existencia de un complot extranjero para asesinar al mandatario Nicolás Maduro.

El pasado jueves en un acto por el natalicio de Simón Bolivar, Cabello alertó sobre un plan para atentar contra su vida y la del presidente venezolano.

“Tengo en mi poder y en su momento haremos las denuncias correspondientes (…) las pruebas que tenemos, de intentos de magnicidio contra el compañero Nicolás Maduro y en contra de este humilde servidor”, dijo el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, según cita el diario La Tercera.

Este viernes, Cabello reiteró sus acusaciones durante un acto por el aniversario de Caracas, y arremetió nuevamente contra la oposición por reunirse con las autoridades «corruptas» de América. Al igual que Maduro, el dirigente de la AN criticó a Henrique Capriles por cenar junto al presidente Sebastián Piñera en la casa del senador Jovino Novoa (UDI), quien ejerció como ex subsecretario de Pinochet.

Cabello: «Seremos implacables con los golpistas»

“Esa derecha junto con algunos señores que hacen vida allá en Miami, andan preparando y están preparando un atentado contra la vida del compañero Nicolás Maduro, y eso es muy serio”, señaló.

Según publica el medio venezolano El Aragueno, esta denuncia “también la manifestó el periodista José Vicente Rangel, cuando el pasado 21 de julio se refirió a una información sobre planes de asesinar al presidente de la República, Nicolás Maduro, reflejada en el portal web La Colmena del doctor Pedro Grima Gallardo, con el apoyo de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), en Chile”.

El pasado domingo en el programa “Los Confidenciales”, Rangel desenmascaró al chileno Washington Moreira, con chapa de la DEA, y al estadounidense Todd Porter del FBI, como los supuestos encargados de gestionar fondos ilícitos del narcotráfico para desestabilizar al gobierno de Maduro. Ambos individuos operarían desde la embajada de Estados Unidos en Santiago.