Destacados:

Denuncias de nepotismo en la DGAC: Rechazan transparentar selección de hijo del director

En febrero, la Contraloría General de la República solicitó a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) entregar documentos e informar detalles precisos del funcionamiento, criterios de postulación, nóminas de evaluadores y pruebas tomadas en la Escuela Técnica Aeronáutica (ETA).

Esto, expresó la entidad, se hacía con el fin de responder a una «serie de denuncias que se han recibido -10 en total-, relacionadas con eventuales irregularidades acontecidas en el proceso de admisión a las carreras impartidas» por el plantel educacional.

Según los antecedentes recabados por Verdad Ahora, parte de los cuestionamientos recaen sobre los trámites de selección de Álvaro Villalobos, alumno regular del establecimiento e hijo del director general de la DGAC, Víctor Villalobos Collao, en cuanto a que habría existido intervención de Recursos Humanos y cambios en las pautas evaluadoras para favorecer su posición.

El caso ya está en conocimiento del subsecretario para las Fuerzas Armadas del Ministerio de Defensa, Alfonso Vargas Lyng, como expresa una minuta difundida a comienzos de este año por la Asociación Nacional de Funcionarios (ANFDGAC).

NOMBRAMIENTOS

El documento expone que, en el marco de una reunión de trabajo, se comentó a la autoridad «las visibles irregularidades que se han cometido en el proceso de admisión ETA 2020, lo que ha acarreado múltiples reclamaciones de quienes se han visto perjudicados, entendiendo que ello se ha extendido hasta el Ministerio de Educación».

«Es más, a raíz de esta última irregularidad, se obligó administrativamente a quienes ejercían la tarea de admisión en la Escuela Técnica Aeronáutica a dejar sus puestos de trabajo, siendo destinados a otras unidades», observa, agregando que «quien forma parte de la cadena de mando y es la cabeza responsable de esa unidad, permanece impávida y sin sanción que le afecte su rutina funcionaria».

El comentario apunta al jefe del Departamento de RRHH y mandamás de la ETA, Cristian Espinoza Luna, quien carecería de «una política transparente en la gestión de las personas, donde las organizaciones representativas no tienen espacio de participación activa, de modo de dar a conocer las debilidades y amenazas que tiene la estructura organizacional», dicen.

«Asimismo, se le indicó al Subsecretario que la DGAC ha incurrido en el mismo vicio en otros cargos del tercer nivel jerárquico, lo que conlleva que se ha constituido en una costumbre, permitiendo manipulaciones exógenas que desvirtúan la tarea de la administración en diversos Departamentos de la Orgánica Institucional», subrayan.

«VIDA PRIVADA»

Este medio buscó arrojar luz sobre el proceso de postulación y selección del hijo del General de Aviación Víctor Villalobos en la DGAC, sin embargo, la institución rechazó aclarar el punto cuando le fue requerido por Ley de Transparencia.

En su respuesta, el secretario general Ricardo Gutiérrez Recabarren planteó que «la información de todo estudiante es reservada por contener datos personales de sus titulares, asimismo, su publicidad, comunicación o conocimiento podría afectar la esfera de sus vidas privadas, sobre todo tratándose de los antecedentes asociados a sus pruebas psicológicas».

En la misma línea, el organismo se negó a difundir qué contestó a la Contraloría y el texto mismo de las denuncias, argumentando que «contienen información personal y hacen referencia a situaciones de la esfera privada de las personas que las formulan, asimismo, contienen juicios de valor, en donde se imputan acciones a personas cuya publicidad, comunicación o conocimiento podría afectar su esfera de la vida privada».

Finalmente, respecto a dar a conocer reclamos del personal contra el encargado de Recursos Humanos, Cristian Espinoza, la DGAC explicó que ello implicaría «distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus labores habituales», ya que el aludido asumió el cargo «en el mes de abril del año 2014», lo que de alguna forma impediría buscar documentos.

Frente a ello, este portal de investigación presentó un amparo ante el Consejo para la Transparencia (CPLT) con el fin de insistir en la solicitud.

Por Matías Rojas

POSTS POPULARES