Destacados:

Cumbre del G8 pide acciones contra Irán y Corea del Norte

Durante la cumbre del G8 este fin de semana, las “naciones industriales más importantes” llamaron a incrementar presiones contra Corea del Norte e Irán como respuesta a sus programas nucleares.

“Continuamos teniendo profunda preocupación sobre las acciones provocativas de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) que amenazan a la estabilidad regional”, citó Xinhua del grupo en una declaración conjunta. La cumbre exigió que Corea del Norte “cumpla sus obligaciones internacionales” y abandone su programa nuclear de “manera completa, verificable e irreversible”.

El G8 llamó además a los estados miembros de Naciones Unidas a actuar contra Corea del Norte por sus misiles balísticos y pruebas nucleares.

Luego del fallido lanzamiento de un satélite de Corea del Norte en marzo, Estados Unidos dijo que no cumplirá sus compromisos de enviar alimentos al país. EEUU acusó a Corea del Norte de usar el lanzamiento como una cortina de humo para su programa de misiles balísticos de largo alcance.

El G8 también expresó “seria preocupación” por el programa nuclear de Irán. “Pedimos que Irán cumpla con todas sus obligaciones bajo las resoluciones de UNSC (Consejo de Seguridad de la ONU) y los requerimientos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)”, declararon los líderes de la cumbre.

La declaración exigió que Irán trate “sin retrasos” temas relacionados a su programa nuclear y la afirmación sin sustento de que la República Islámica está desarrollando armas nucleares.

El club del G8 incluye a Estados Unidos, Rusia, Japón, el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania e Italia. De éstos, Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido y Francia tienen grandes arsenales de armas nucleares. Estados Unidos es la única nación que ha usado armas nucleares en una guerra. En 1945, el ejército estadounidense lanzó una bomba nuclear a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

“La verdadera mortandad de las bombas atómicas que fueron lanzadas en Japón nunca será conocida. La destrucción y el caos abismante hicieron imposibles un conteo ordenado”, escribe Children of the Atomic Bomb, mencionando datos oficiales de muertos y heridos de 150.000 en Hiroshima y 75.000 en Nagasaki.