En Chile:

Reabren investigación penal por presuntas falsificaciones en Comisión Médica de la PDI

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago ordenó proseguir con diligencias para establecer si es que integrantes de la Comisión Médica de la Policía de Investigaciones de Chile, imputados en una querella criminal del año 2017, falsearon hechos para quitar beneficios de invalidez a un ex funcionario lesionado en actos de servicio.

Entre los acusados se encuentra el médico cirujano Mohamed Danilla, jefe del Departamento Contralor de Medicina de la PDI, quien registra antecedentes por golpear a una abogada que hoy ejerce como jueza de Policía Local de Pica.

El libelo plantea que el ex policía G. B. S. sufrió una lesión de carácter grave en la rodilla izquierda y que un año más tarde, careciendo de antecedentes que modificaran la patología observada por un traumatólogo del Hospital Dipreca, la institución minimizó la dolencia, cometiendo falsedad ideológica en documentos de salud.

A principios de septiembre, el Ministerio Público cerró la indagatoria, afirmando que no había reunido antecedentes suficientes para comprobar la denuncia del ex detective, por lo que el tribunal aprobó la decisión de no perseverar.

Lo extraño es que el abogado que patrocina al denunciante, Marcos Herrera Chirino, fue marginado de la audiencia, ya que nadie lo notificó para oponerse a la decisión tomada por la fiscal adjunta de Ñuñoa, Alejandra Godoy.

El 11 de octubre, Herrera solicitó dejar sin efecto la resolución de cierre de la causa dictada por el magistrado Daniel Aravena, advirtiendo que la celebración de la misma no fue informada a su persona «en los términos que ordena el artículo 28, 31 y 32 del Código Penal, artículo 2°, letra d, y el artículo 8° de la ley 20.886 y el artículo 40 del Código de Procedimiento Civil».

Días más tarde, la instancia judicial acogió la reposición luego de tener a la vista un certificado emitido por el jefe de la Unidad de Administración de Causas (s), Juan Carlos Parra, quien confirmó lo denunciado por el querellante, fijándose nuevo día y hora para debatir sobre el asunto.

El 19 de noviembre pasado, las partes volvieron a verse las caras y el ex detective consiguió que se decretara la reapertura de la investigación para efectos de realizar una «metapericia por parte del Servicio Médico Legal, a fin de contrarrestar lo que resolvió la Junta Médica y las lesiones que en definitiva sufrió», aclarando si son de primera o segunda clase.