En Chile:

Protestan contra discreta reunión de ejecutivos de Monsanto en el sur de Chile

El Consejo Ambiental de Pucón y otras seis organizaciones ecologistas se manifestaron a las puertas del Hotel Villarrica Park Lake contra una discreta reunión de altos ejecutivos de la compañía transgénica Monsanto provenientes de Estados Unidos y otros países del continente.

A través de una declaración pública, los ambientalistas informaron hoy que “fueron reservadas 40 habitaciones (a nombre de) Monsanto” entre los días 13 y 17 de octubre, para 90 huéspedes que aterrizarán en Chile desde Norteamérica, Brasil y Argentina.

Según la información que disponen, los pasajeros llegarán en dos grupos: el primero alrededor de las 21 horas del domingo y el segundo el lunes, a eso de las 19 horas, para participar en una convención denominada “Reunión Comercial Sudamericana de Monsanto”.

“El aterrizaje de la transnacional semillera se hace justo en momentos en que la Ley de Obtentores Vegetales está siendo aplazada en el Congreso chileno y que la marcha del 12 de octubre tuvo un claro llamado a rechazar la privatización de la semilla y la transgénesis de los vegetales, así como a fomentar la agricultura orgánica, la permacultura y a proteger la semilla nativa”, publicó hoy El Clarín.

Las organizaciones ecologistas que firman la declaración – entre las que se cuentan la Cooperativa de Trabajo Kutral Puelle, la Cooperativa Agroecológica We Mapu, el Comité Ambiental Comunal de Villarrica Cayapu y la Corporación Mapuche Komklluhayin – han llamado a “realizar acciones al momento de embarque y desembarque en los Aeropuertos de Santiago y Temuco” en las próximas horas, declarando a la entidad Monsanto como Persona Non Grata.

Versiones locales indican que los visitantes coordinarán muestras de sus semillas transgénicas a campesinos y terratenientes de la zona, algunos de los cuales han expresado reticencia a usar productos de Monsanto.

Se prevé que los ejecutivos del gigante alimenticio sean guiados por una conocida compañía de turismo de Pucón para recorrer sectores aledaños al hotel, momento en que estarán expuestos al repudio de los manifestantes.

  • Anónimo

    Importante recordar que la ley que regula derechos sobre obtenciones vegetales (Ley Monsanto) fue ingresada al Congreso el 12 de enero de 2009, por mensaje de la presidenta de Chile Michelle Bachelet.1
    Fue aprobado en general y particular, por la Cámara de Diputados de Chile, el 9 de marzo de 2010, 1 día antes de que terminará el Gob. de Bachelet y actualmente se encuentra en segundo trámite constitucional ante el Senado de Chile, donde fue aprobada por la Comisión de Agricultura del Senado de Chile, el 29 de julio de 2013. Esta aprobación no fue difundida a través de los medios de prensa tradicionales del país, pretende adecuar las normas chilenas actualmente vigentes a los estándares del Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (1991) de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), organización intergubernamental creada a partir del Convenio Internacional para la Protección de Obtenciones Vegetales, adoptado en París en 1961, cuyo objetivo es proteger a las semillas u obtenciones vegetales a través de un derecho de propiedad intelectual, siendo la mayoría de estas de tipo transgénico. Chile ratificó el Convenio UPOV 91 el año 2011, el cual había sido presentado al Congreso por el gobierno de Michelle Bachelet.
    Este proyecto de ley ha sido objeto de críticas de parte de diversas organizaciones de la sociedad civil, pues implica la privatización de las semillas y concentrará su propiedad en pocas empresas. Al privatizar las semillas, convierte la agricultura en una actividad netamente comercial. Es conocida como «ley monsanto» porque favorece a grandes empresas transnacionales dedicadas al negocio de las semillas transgénicas, en particular, a la empresa estadounidense Monsanto. Iniciativas legales como esta ya han sido aprobadas en otros países de Latinoamérica, tales como México y Perú, estando prohibidas en varios países de Europa.
    Entre otros críticas a este proyecto de ley, se encuentran la vulneración al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la vulneración a los derechos de los campesinos, y la contaminación de las siembras naturales, no transgénicas.

  • Anónimo

    Pregunta. ¿existe alguan ley que nos de el derecho a exigir qué es lo que estamos comprando? Me refiero en el caso de los productos Monsanto. Deberíamos exigir que estén marcados, para poder tener la libertad de decidir si quiero comer transgénicos o no. Y no se trata sólo de los vegetales, si no también de otros productos que contengan ingredientes genéticamente modificados ( por ejemplo, unos tacos hechos de maiz transgénico o unas galletas de soya transgénica. Espero comentarios (informativos). Gracias

POSTS POPULARES