En Chile:

Pacogate: Documentos llevan a indagar posible red de protección al interior de Contraloría

Un sorpresivo giro ha tomado la investigación del millonario desfalco en Carabineros. El fiscal a cargo de las diligencias, Eugenio Campos, tomó declaración como testigo a Ramiro Mendoza, jefe máximo de la Contraloría General de la República hasta 2015. ¿El motivo? Una decisión tomada por el ente fiscalizador que impidió conocer el fraude seis años antes.

Documentos publicados en exclusiva por la Unidad de Investigación de Ahora Noticias confirman que en 2010 Contraloría exigió a Carabineros la apertura de un sumario en el Departamento de Remuneraciones de la institución por excesos graves en el pago de sueldos. Sin embargo, luego de una reunión entre Mendoza y el ex general director Eduardo Gordon, el procedimiento quedó inexplicablemente en letra muerta.

Así se observa en la copia de la notificación realizada por el organismo a la policía uniformada el 2 de junio de ese año, la cual fue tarjada, de extremo a extremo, con la palabra “anulada”.

El hecho ya fue informado al Ministerio Público por la nueva administración del contralor Jorge Bermúdez, cuya secretaria general, Verónica Orrego, certificó hoy la existencia de un respaldo de la resolución en los archivos de la Oficina de Partes de Contraloría, “la que se encuentra con una frase manuscrita, con firma ilegible, al costado inferior izquierdo”.

Igualmente dejó claro a la Fiscalía que no existe constancia del seguimiento ni los resultados de la indagatoria administrativa que se ordenó a Carabineros, por lo que ningún funcionario de Intendencia u otro habría sido sancionado.

De acuerdo con Ahora Noticias, la desaparición completa del expediente y una eventual coordinación del ex contralor Mendoza y Gordon para ocultar los antecedentes no es la única arista que sigue el fiscal Campos, dado que éste requirió además la comparecencia de Dorothy Pérez, subcontralora que fue recientemente despedida por Jorge Bermúdez ante una “pérdida de confianza”.

Pérez, quien presentó un recurso de protección contra la medida adoptada por Bermídez, ha afirmado que al ser cónyuge de un ex oficial de Carabineros se abstuvo siempre de aprobar o firmar auditorías, dictámenes u oficios relativos a la institución, hecho que no se condice con la suscripción de preinformes donde aparece su nombre.

“Según fuentes del caso, cuando Dorothy Pérez se hizo cargo de la División (de Auditoría Administrativa) había cuatro auditorías a Carabineros pendientes que no tenían relación con el pago de sobresueldos. Dos de estas investigaciones nunca se realizaron, entre esas una que iba dirigida contra la Prefectura Aeropolicial donde su esposo fue subjefe de la sección helicópteros hasta el 2014”, añadió el medio.

Ramiro Mendoza, quien fue reemplazado por Bermúdez, se hizo conocido en la campaña presidencial de Sebastián Piñera como líder de un consejo asesor que apoyaría la “modernización del Estado” en la gestión del hoy presidente.