En Chile:

OTAN: Matar hackers estaría justificado en la ciberguerra

Un histórico documento creado a petición de la OTAN propone una serie de reglas sobre cómo conducir la ciberguerra internacional. Escrito por 20 expertos en conjunto con el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Ciber-comando Norteamericano, el Manual de Tallinn sobre Leyes Internacionales Aplicables a la Ciber-guerra analiza las reglas de guerra convencional y las aplica a ciberataques auspiciados por Estados.

El manual advierte que los ataques deben evitar blancos como hospitales, represas y estaciones con poder nuclear, con el fin de minimizar las bajas civiles, pero también hace fuertes declaraciones respecto a las represalias. De acuerdo al autor del manual, es aceptable tomar replesalias contra los ciberataques con armas tradicionales cuando un Estado pueda demostrar que éste llevó a la muerte o severos daños a la propiedad. También dice que los hackers que realizaron los ataques son blancos legítimos para un contraataque.

El profesor Schmitt, líder del proyecto y presidente del Departamento de Derecho Internacional de la Escuela de Guerra Naval de los Estados Unidos, dice a The Guardian que los países «solo pueden usar la fuerza cuando alcanzan el nivel de conflicto armado», explicando que en la mayoría de los casos la respuesta apropiada a un ciberataque serían represalias digitales. «Todos hablan del ciberespacio como si fuera el lejano oeste», dice Schmitt, «hemos descubierto que un montón de leyes se aplican al ciberespacio».