En Chile:

Ministro Solís no descarta la intervención de agentes del Estado en el crimen de Jorge Matute

El presidente de la Corte de Apelaciones de Concepción, Jaime Solís, deslizó la posibilidad de que exista participación de agentes del Estado en la muerte de Jorge Matute Johns, lo que convertiría el hecho en “un delito imprescriptible”, es decir, en un delito de lesa humanidad.

En una entrevista con Radio Bio Bio, el ministro que reabrió el sumario por la desaparición y hallazgo del cadáver del estudiante penquista señaló que, respecto de eventuales procesamientos y la posibilidad de dictar condenas por el tiempo transcurrido, es un tema que deberá analizar en tanto se desarrolle la investigación.

“(…) en su momento, en su oportunidad… ahí se resuelve si hay prescripción, si hay medida de prescripción, o que sea un delito imprescriptible… Para llegar a esa determinación hay que ver quiénes fueron el o los autores del delito”, señaló el magistrado.

Asimismo se excusó de dar detalles sobre la fecha y temas que abordará en el interrogatorio a Héctor Arenas, el ex comisario que llevó la investigación por la PDI. Confirmó además que no se descarta citar al ex mayor Andrés Ovalle, quien implicó a funcionarios activos de Carabineros en una red de tráfico supuestamente ligada al encubrimiento del caso.

Arenas ha sostenido que Matute fue golpeado en una riña por alcohol en el estacionamiento de la discoteque “La Cucaracha”. En declaraciones a Canal 13, el ex funcionario de la PDI reconoció que su investigación logró comprobar los nexos de un traficante de Coronel con un diputado fallecido (aparentemente, el parlamentario de RN Haroldo Fossa), y la existencia de fiestas donde participaban menores de edad, pero descartó que ello tuviera relación con la desaparición de Matute.

Por otra parte, de la información publicada hoy por Bio Bio se desprende que la comparecencia del ex mayor Ovalle “dependerá de lo que señaló en una entrevista a un canal de televisión, antecedente solicitado al medio de comunicación”.

El mes pasado, en el programa Bienvenidos de Canal 13, el oficial en retiro aseguró que un ex funcionario de OS7 de Concepción le confesó, en el año 2009, que una red de protección del narcotráfico estuvo involucrada en la desaparición de Jorge Matute, y también en la fatídica muerte del cabo de la Tercera Comisaría de Coronel, Marco Martínez.

El ex funcionario del área drogas que entregó la información, adscrito en 2009 a la Primera Comisaría de San Clemente, y que según los antecedentes recabados por Verdad Ahora inició contacto con Ovalle a través de mensajes enviados por su correo institucional, fue inquirido respecto al caso Matute por el entonces mayor Jorge Salas Elijatib, quien hoy ostenta el grado de Teniente Coronel de Carabineros.

Salas interrogó al funcionario sobre las denuncias que en ese entonces había realizado la Revista Nos, donde se involucraba a carabineros en tráfico de drogas y en el ocultamiento del cadáver de Matute. El comisario, de mayor grado, lo instó a confirmar que “todo era mentira” y que estaban tratando de implicar maliciosamente al ex jefe de la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar) de Concepción, Jorge Caamaño Muñoz.

En las publicaciones de Nos también aparecía mencionado el ex jefe del OS7 de Concepción, Patricio Ramírez Cádiz, quien actualmente se encuentra en servicio activo. Según sostuvo Jorge Matute Matute antes de morir en 2011, dicho oficial fue trasladado de la Región del Bio Bio apenas ocurrió la desaparición de su hijo por «ser amigo de Bruno Betanzo«, el dueño de La Cucaracha.

«Sí, me llama la atención el famoso teniente Ramírez Cádiz. Él me interrogó cuando llegué a Chile el 24 de noviembre de 1999. Me interrogó por más de dos horas en la Primera Comisaría respecto de mis actuaciones. A los pocos días fue sacado del caso porque era amigo de Bruno Betanzo. Había un interés allí», declaró el padre de Coke.

Los Jorges

Jorge Caamaño, quien compartió junto a Jorge Salas en Dipolcar entre los años 1996 y 2000, fue imputado en un sumario interno de Carabineros como aquel que protegía al traficante de la ciudad de Coronel apodado “Mañungo”. El oficial de inteligencia fue liberado de toda culpa por funcionarios enviados desde Santiago por el Alto Mando de Carabineros de la época, disponiéndose su retiro inmediatamente después de haber sido vinculado al caso Matute.

Caamaño fue mencionado en el proceso que sustancia el ministro Solís como el nexo para entregar drogas a políticos.

El informe final del ex mayor Andrés Ovalle a la jueza Flora Sepúlveda constata que Caamaño también fue mencionado como una de las personas que estuvo en el estacionamiento de “La Cucaracha” la noche en que desapareció Jorge Matute Johns.

El punto d) del documento, al que tuvo acceso Verdad Ahora, señala que el Teniente Coronel de Carabineros, Henry Pincheira Arriagada, “dio a conocer que por información recibida de forma personal, tomó conocimiento que la noche en que ocurrieron los hechos, es decir la noche del día 19 al 20 de noviembre del año 1999, el Mayor de Carabineros JORGE CAAMAÑO MUÑOZ y Mayor (J) JAIME PORTALES YEFI, se encontraban en los estacionamiento de la Discoteque ‘La Cucaracha’, involucrando de esta forma indirectamente a dos miembros del Equipo Investigador en el proceso que se incoa en ese Tribunal por Secuestro y Obstrucción a la Justicia”.