En Chile:

Las preguntas que deja el informe de “hackeo ruso” de la NSA filtrado por The Intercept

El 5 de junio, el medio de investigación periodística The Intercept publicó un reportaje, titulado “Informe altamente secreto de la NSA detalla esfuerzos de hackeos rusos en los días previos a la elección de 2016“.

El documento fue descrito como “el relato más detallado del gobierno de Estados Unidos sobre la interferencia rusa en los comicios presidenciales”, aunque el propio sitio web admitió que el mismo “no explicitó la información ‘bruta’ en la cual se basó”.

Las conclusiones hablan de un ciberataque presuntamente realizado por la inteligencia militar del Kremlin, específicamente, el Departamento Central de Inteligencia ruso (GRU), que penetró los sistemas de votación americanos.

El analista del sitio web Global Research, Eric Zuesse, observó los datos y afirmó que “The Intercept ofreció declaraciones de fuentes propias, que indican que la única entidad que el gobierno ruso habría tenido éxito en penetrar fue VR Systems, una empresa de Florida dedicada a la venta de equipos y servicios de voto electrónico usados en ocho estados”.

Según la firma, ésta solo trabaja en California, Florida, Illinois, Indiana, Nueva York, Carolina del Norte, Virginia y West Virginia, recalcó Zuesse.

“En consecuencia, basándonos en el informe de la NSA, los únicos tres estados que pudieron haber quitado la victoria a Trump en el conteo de votos – Michigan, Pensilvania y Wisconsin – no resultaron afectados por la supuesta penetración del gobierno ruso en VR Systems”, destacó.

Zuesse agregó que “The Intercept falló en observar este importante dato, ya que incluso si el documento es efectivo, (su contenido) resultaría irrelevante para la cuestión de si existen posibilidades de que la interferencia rusa haya tenido efecto en el resultado de las elecciones”.

“Si el informe de la NSA es correcto, podríamos especular que el GRU ruso cometió, entonces, la estupidez de penetrar en computadoras de una empresa que no tenía contrato con ninguno de los estados claves”, concluyó.

Cabe señalar que esta semana, el FBI arrestó a Reality Winner, contratista de la NSA que habría traspasado el documento secreto a The Intercept. Winner se convirtió así en la primera “filtradora” de información clasificada detenida por la administración de Donald Trump.

POSTS POPULARES