En Chile:

La Moneda pide explicaciones al director de la PDI tras denuncia por eventual corrupción en Escipol

Luego de la información que ayer publicó en exclusiva Verdad Ahora -y que en la medianoche de hoy replicó e hizo suya Radio Bíobio-, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, citó a una reunión extraordinaria en el Palacio de Gobierno al director general de Investigaciones, Héctor Espinosa.

El motivo fue aclarar los cursos de acción adoptados por la PDI tras la denuncia que presentara al fiscal nacional Jorge Abbott el oficial de la Subdirección Operativa de la institución, Alejandro Vignolo, quien también se desempeña como enlace de ésta con el Ministerio Público.

En marzo, Vignolo informó a superiores hechos que podían revestir carácter de delito en la Escuela de Investigaciones Policiales (Escipol), indicando que el secretario de estudios del establecimiento, Manuel Muñoz, hacía por WhatsApp solicitudes de pago a docentes del mismo a cambio de mantenerlos como profesores.

Además señaló que en una oportunidad, Muñoz habría cancelado montos por clases que no se realizaron, sumando al eventual cohecho un posible fraude al Fisco similar al que se ha denunciado con respecto a planteles de Carabineros.

Lo relevante es que la PDI, sin perjuicio de haber instruido un proceso indagatorio interno a cargo del Departamento V, no derivó los antecedentes a la Fiscalía, incumpliendo con ello, según Vignolo, el artículo 175 del Código Procesal Penal, que establece la obligación de denuncia por parte de funcionarios públicos en 24 horas.

Tras la reunión con Espinosa, Chadwick solicitó una “revisión completa de los procedimientos internos para efectos de que la PDI dé una explicación clara a la opinión pública” y así “adoptar de inmediato las medidas que correspondan” de existir alguna irregularidad.

 

Por su parte, el mandamás de la policía civil, según La Tercera, “descartó toda irregularidad”, afirmando que sí “habrían faltas administrativas por un uso de WhatsApp donde se habrían dicho palabras inofensivas y eso se aclarará en la investigación”.

Héctor Espinosa añadió que “tengo claro que está entre broma y falta de prudencia”.

Como sea, los antecedentes ya fueron derivados a la Fiscalía Centro Norte para iniciar las pesquisas. Trascendió además que Espinosa redestinó al denunciante y al denunciado a otras unidades.

La PDI, a través de un comunicado, reconoció que la situación no fue denunciada a la justicia, porque en su propia indagatoria estableció que “no existieron hechos que afecten la probidad administrativa”.