En Chile:

Inspector Vallejo: “Yo descarto el suicidio de Kurt Martinson”

Para el conocido inspector en retiro de la PDI, José Miguel Vallejo, la desaparición de Kurt Martinson, ocurrida hace casi dos meses en la comuna de San Pedro de Atacama, obedece no a un desvarío mental del guía turístico sino a la acción de terceras personas vinculadas al mundo de la droga.

Así lo indicó el ex policía en una entrevista realizada a comienzos de esta semana en el programa “La Mañana de Chilevisión”, donde criticó la lentitud con la que han actuado los fiscales a cargo del caso, y la exigua pesquisa de las contradicciones que afectan principalmente a funcionarios del Hotel Alto Atacama, según ha informado la familia de Kurt.

Asegurando que San Pedro “es tierra de nadie hace bastante tiempo” en lo que respecta al combate al narcotráfico, el sabueso dijo que en el sector “hay bandas que son muy organizadas y que producen mucho dinero”, las que estarían descontentas con movimientos de algunos jóvenes a los que no les gusta que eso ocurra.

“El clorhidrato de cocaína es muy fuerte en San Pedro”, manifestó, agregando que las incautaciones de droga son nulas en la comuna porque habría un “desinterés de ambas policías y del Ministerio Público”.

Vallejo también recalcó que se estaría “dando la impresión de que es un suicidio” de manera intencional, a objeto de dar por concluida la investigación, la que a su juicio debiera sufrir una completa reinvención para hacer empadronamientos que resultan urgentes.

“La anormalidad más grande es que las personas que se relacionaban con él (Kurt), hasta donde yo sé, ninguna de ellas ha sido todavía pesquisada, investigada ni interrogada”, señaló.

El ex jefe de narcóticos de la PDI concluyó su comentario afirmando que el enigma policial de Martinson posee muchas similitudes con el caso de Jorge Matute Johns, el cual, estimó, estaría por fin aclarándose al poder establecerse de manera científica la participación de personal de La Cucaracha en esa muerte, que se remonta a noviembre de 1999.

Recordemos que la alcaldesa de San Pedro de Atacama, Sandra Berna, reconoció la semana pasada que bandas organizadas emplean su comuna para internar sustancias ilícitas a través de la frontera. “No puedo negar que la comuna es un pasadizo”, declaró a un medio local.