En Chile:

Franco Parisi: «Rockefeller es un gran amigo de la señora Bachelet»

Este viernes en el programa Hora 20 de La Red, el candidato independiente Franco Parisi propuso introducir una ley antimonopolios que termine con el poderío económico de las familias Luksic y Angelini, tomando como ejemplo las iniciativas que pretendieron paliar la concentración de riqueza de los Rockefeller en Estados Unidos, a inicios del siglo XX.

Parisi señaló que el país del norte “le dijo a un gran amigo de la señora Bachelet, Rockefeller, ‘usted me separa la producción de petróleo de la distribución”.

Parisi: «Rockefeller es un gran amigo de la señora Bachelet»

Lo más probable es que el presidenciable se refiera a la Ley Antimonopolios Sherman, aprobada en 1890 por el Congreso de los Estados Unidos, la cual declaró que ninguna persona o empresa podía monopolizar el mercado o conspirar con alguien más para restringirlo.

A inicios de la década de 1900, el gobierno norteamericano aplicó tal legislación para disolver la compañía petrolífera Standard Oil, que tenía bajo su control el 90% de las refinerías de petróleo de Estados Unidos. Su dueño era John D. Rockefeller, abuelo del líder del Chase Manhattan Bank, David Rockefeller, quien jugó un importante rol en promover el golpe de Estado de 1973 dada su amistad con Agustín Edwards.

Franco Parisi tiene razón al establecer un vínculo entre la ex presidenta Michelle Bachelet y los Rockefeller. En 2009, David entregó un reconocimiento a la mandataria por los “logros sociales y económicos” de su administración. El regalo se materializó en una Insignia de Oro entregada por el Council of the Americas, organismo privado creado por el banquero que funciona bajo el alero del Departamento de Estado, y que congrega a una serie de multinacionales con intereses en Latinoamérica.

El patrocinador del evento fue Barrick Gold, minera que en ese entonces era cuestionada por la destrucción de glaciares en el Valle del Huasco. Sin emitir comentarios de repudio hacia la actuación de Barrick y permitiendo que la empresa violara las regulaciones medioambientales chilenas, Bachelet compartió una cena junto a los empresarios del Council. A su lado estuvo el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier.