En Chile:

Ex analistas de la CIA y la NSA: “No hay pruebas de un hackeo ruso a EEUU”

Un grupo de analistas de inteligencia en retiro desestimó la versión de que Rusia intervino las elecciones presidenciales en favor del candidato electo Donald Trump.

La opinión se plasmó en carta abierta, firmada por el ex director técnico de la NSA William Binney, el ex senador y agente de contrainteligencia Mike Gravel, el ex oficial de inteligencia de la CIA Larry Johnson, el ex analista de inteligencia militar y de la CIA Ray McGovern, la ex funcionaria de inteligencia Elizabeth Murray y el ex analista de de SIGINT de la NSA, Kirk Wiebe.

La misiva criticó las declaraciones de autoridades políticas como Hillary Clinton que responsabilizaron, sin mostrar evidencia alguna, que Vladimir Putin dirigió personalmente un ataque informático sobre EEUU – pruebas que, de existir, podrían ser fácilmente exhibidas, “sin poner en riesgo a las fuentes o los métodos empleados” en la obtención de información, señalaron.

Los expertos se inclinaron por la hipótesis de que los correos electrónicos publicados por Wikileaks y DCLeaks no son fruto de “hackeos”, sino de “filtraciones”, como hace algunos días manifestó el ex embajador inglés Craig Murray.

Citando las revelaciones del whistleblower Edward Snowden, los firmantes argumentaron que “si hubo hackeo, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) lo sabría, tanto quien la envió (la información) como el receptor”, en virtud de los programas de recolección de datos como Fairview, Stormbew y Blarney “que otorgan acceso ilimitado” a la agencia para conocer una operación de esta naturaleza.

“El insider pudo haber sido cualquier persona en departamentos o agencias del gobierno con acceso a bases de datos de la NSA, o quizás alguien desde el interior del Comité Demócrata”, indicaron.