En Chile:

Corte Suprema ordena devolver platas robadas por Pinochet

Dando un cierre definitivo a la investigación del caso Riggs, la Corte Suprema decretó el comiso de 5,1 millones de dólares y propiedades en manos de la familia del ex dictador Augusto Pinochet.

El máximo tribunal de Chile acogió un recurso de casación presentado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) para devolver al Fisco los recursos que fueron sustraídos ilegalmente del presupuesto nacional. Según Cooperativa, el monto correspondería a 17,8 millones de patrimonio injustificado.

A fin de aclarar la manera en que se hará la incautación y establecer con certeza la dimensión de los bienes, los ministros de la Sala Penal se reunirán durante los próximos días para “revisar si la totalidad de los inmuebles embargados fueron adquiridos directamente con dineros de la malversación o existen algunos que hayan sido comprados con otros fondos”, plantea La Tercera.

La nueva decisión revierte el fallo entregado hace un año por la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago que dipuso mantener los recursos obtenidos por vía ilícita en poder de los herederos de Pinochet.

En 2015, el ministro en visita Manuel Valderrama condenó a seis oficiales del Ejército por delitos de malversación de caudales públicos y estafa en beneficio directo del otrora general que encabezó el golpe de 1973.

Según el periodista Benedicto Castillo, la causa no profundizó aristas que podrían explicar aun más el origen de la fortuna: las de tráfico de armas y drogas en el régimen militar. Así lo detalla su libro “Pinochet, el gran comisionista”.

Castillo explica que un grupo de la Fuerza de Tarea de Investigaciones Reservadas (FTIR) de la PDI entregó antecedentes relevantes a la magistratura sobre la producción y comercialización de precursores químicos de cocaína al interior del Ejército, datos relacionados con el empresario de origen sirio Edgardo Bathich, el ex piloto de la CIA Iván Baramdyka y nexos entre narcos chilenos y colombianos.

“¿Qué hizo la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones? Nada. Se dedicó estrictamente a confirmar lo que había aparecido en un libro (‘La delgada línea blanca’ de Rodrigo de Castro y Juan Gasparini)… pero no investigó a fondo… Aquí si hay una organización que tiene toda la información de narcotráfico es la DEA norteamericana, y a la DEA nunca le pidieron información”, señaló en una entrevista de julio de 2016.