En Chile:

Atentados del 9/11: ¿Por qué realizar una nueva investigación?

Son crecientes los cuestionamientos a la versión oficial de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. Un 70% de los norteamericanos no creen en el informe del gobierno considerando numerosos testimonios, libros y documentales que coinciden que se estaría ocultando la verdad sobre lo ocurrido.

David Ray Grififin, filósofo y profesor de teología que escribió dos libros sobre este episodio,  analizó el informe de la Comisión que investigó los hechos ocurridos el 11 de septiembre de 2001 y determinó que existían 115 mentiras que detalló extensamente.

La realidad es que existen dudas respecto a los antecedentes que se conocen sobre Osama Bin Laden, el perfil y competencias de los secuestradores para acometer un atentado de esa magnitud, el verdadero motivo del colapso de las Torres Gemelas y la torre 7 y las escasas pruebas para comprobar el choque de un avión contra el Pentágono.

Es necesario considerar también que el proyecto Proyecto para un Nuevo Siglo Americano(PNAC), en la sección V Reconstrucción de las Defensas de América , consideraba la existencia de un episodio de gran impacto “hecho catalizador como un nuevo Pearl Harbour”, que re posicionaría a Estados Unidos como potencia militar a nivel mundial

El gobierno de George W. Bush, luego de los atentados, encabezó la denominada “guerra contra el terrorismo” una cruzada internacional que además forzó la instalación de una serie de legislaciones para restringir libertades civiles como: el Acta Patriótica, la ley de Comisiones Militares, y la ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera que permitieron al gobierno encarcelar y torturar sin pretexto y vigilar a los ciudadanos.

A raíz del aniversario número 9 de los atentados  es importante revisar los puntos que mantienen esta controversia y animan cada vez más a ciudadanos en el mundo a solicitar una nueva investigación independiente sobre los ataques que Estados Unidos, cuyas consecuencias han afectado a todo el pleneta.

OSAMA BIN LADEN

En los registros oficiales del Buró Oficial de Investigaciones (FBI), Osama Bin Laden no es responsabilizado por los ataques del 11 de septiembre. A pesar de los videos aparecidos en lkos medios de comunicación en que reconocería su responsabilidad, en un comunicado entregado a Al Jazeera señaló: “Ya he dicho que yo no estoy implicado en los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos”.

Bin Laden aparece desde tiempos de la Guerra Fría ligado a la Agencia Central de Inteligencia (CIA), al gobierno de Arabia Saudita, a la Direción de Inteligencia Inter-Service de Pakistán(ISI) acusada de financiar parte de los ataques, y además se sospecha que tiene una enfermedad hepática por lo que se ha especulado que podría estar muerto.

LOS SECUESTRADORES

6 de los 19 secuestradores dieron señales de vida luego de los atentados y afirmaron no haber participado en los ataques. Así como Mohamed Atta, no se trata de árabes fundamentalistas, ya que los medios informaron que consumían alcohol y cocaína, y visitaban clubes nocturnos habitualmente.

Con respecto a los secuestros de los aviones, los controladores de la Administración Federal de Aviación (FAA) y expertos señalan que al analizar las maniobras y trayectorias que realizaron los aviones secuestrados, es imposible que lo hayan hechos pilotos novatos, como eran los árabes involucrados.

Más aún parece increíble que hayan tenido tanto éxito al secuestrar  4 aviones, ingresar a las cabinas en el 100% de los casos y no enfrentar ni la más mínima resistencia de los pasajeros. Además, es preciso señalar la coincidencia de que todos los aviones eran piloteados por ex militares del ejército, los cuales -en ninguno de los casos- pudieron emitor la señal de secuestro.

Cabe considerar lo inverosímil de que ningún avión pudo ser interceptado, ni mediante aviones de combate estadounidense o por alguna batería antiaérea. Por lo tanto, los secuestradores anularon el 100% de la capacidad de respuesta de las fuerzas armadas con mayor poder bélico del mundo.

OPERACIONES MILITARES

Las autoridades de la época señalaron que nunca se pensó en un ataque de este tipo contra objetivos estadounidenses. Sin embargo, el día de los atentados se realizaban una serie de operaciones militares simultáneas, justo en momentos en que EE.UU. estaba bajo ataque.

Todos estos ejercicios estaban coordinados por el vicepresidente Dick Cheney, a quien le fue asignada esa responsabilidad en mayo de ese año por el ex presidente George W. Bush.

Las operaciones realizadas fueron Vigilant Warrior, secuestro de un avión comercial; Vigilant Guardian, simulación de una ofensiva aérea a Estados Unidos; Global Guardian, ejercicio para probar la capacidad de respuesta a una arremetida nuclear; Tripod II, simulación de embate bioquímico que comenzaría el 12 de septiembre en Nueva York; Northern Vigilance, que consistía en desplegar aviones de combate para monitorear un ejercicio militar ruso en Canadá y Alaska.

En este episodio llama la atención también, como lo señaló Kurt Sonnenfeld, periodista y camarógrafo autorizado para registrar en la Zona Cero, que la Agencia Nacional para Manejo de Emergencias (FEMA) se instaló el 10 de septiembre en el muelle 29 de nueva York para participar de un simulacro que ocurriría el 12 del mismo mes.

ATAQUE A LAS TORRES GEMELAS Y AL EDIFICIO 7

Luego de los atentados y debido a la poca credibilidad que tiene la versión oficial, varios grupos de expertos señalaron que el colapso de las Torres Gemelas, que demoró 10 segundos para casa caso (velocidad de caída libre) se debió a una demolición controlada.

Esta afirmación se basa en que las torres estaban diseñadas para aguantar el impacto de un 707 en cualquier parte del edifico, según sus constructores. Se registraron explosiones después del impacto de los aviones en varias zonas de los edificios y se encontraron rastros del explosivo thermita, que derrite el acero y es utilizado para este tipo de procedimientos.

Las torres no pudieron haber colapsado por incendios ya que de acuerdo a la norma internacional E-119 bajo la cual fue aprobado el acero utilizado, las columnas podían soportar temperaturas de más de 1100 grados celsius sin verse afectadas.

Para los expertos y los críticos de la versión oficial, lresulta increíble que la torre 7 del complejo World Trade Center, a pesar de no ser impactada por ningún avión -y después de 7 horas del choque de los aviones en las torres 1 y 2-  colapsara completamente, pulverizándose y cayendo a una velocidad de caída libre.

Con el derrumbe del edificio habrían desaparecido importantes documentos relacionados a fraude al fisco y que comprometían a funcionarios gubernamentales, ya que en la torre se ubicaba el Servicio Secreto, la CIA, el Departamento de Defensa, FEMA y la oficina del Ministerio de Hacienda, IRS.

OFENSIVA CONTRA EL PENTÁGONO Y CAIDA DEL UNITED 93

No existen imágenes que verifiquen el impacto del avión comercial American 77 contra el Pentágono, luego de haber sido secuestrado. A pesar de existir 86 videos incautadas ese día por el FBI, ninguna de las cintas que han sido liberadas muestra cómo un avión impacta contra el edificio.

Las imágenes captadas en el lugar luego del supuesto impacto, no muestran restos de un avión comercial como motor o alas, y los pocos daños en la zona impactada, no confirman que un avión se estrelló en el edificio.

Especialistas en la materia señalan que es imposible que un avión patrulle por el espacio aéreo de esa zona sin ser detectado, y más aún no ser abatido por aviones caza o bien por las baterías antiaéreas que defienden al Pentágono.

Expertos en aviación señalan que el trayecto que realizó el avión es muy difícil de realizar con un comboy comercial 757, sobre todo si el descenso para estrellarse lo habría hecho en un primer intento.

La tardanza del avión en dirigirse hacia Washington, las maniobras  y la cantidad inusitada de llamadas que realizaron los pasajeros, hacen sospechar de que la historia contada por la versión oficial no es verdad.

Los indicios de que el United 93 cayó en Pensilvania no son claros dado que no se detectaron restos de un avión comercial como turbinas, restos de alas, ni tampoco restos humanos o de equipaje. Los medios de comunicación exhibieron una serie de imágenes que describen un solo orificio humeante donde habría caído el avión.

ABLE DANGER ES CENSURADA

Funcionarios de la agencia militar de investigación sobre terrorismo de Estados Unidos Able Danger denunciaron que Mohamed Atta y varios de los secuestradores estaban identificados por esta agencia y que después de los atentados desaparecieron los antecedentes que confirmaban esa información. Por hablar les quitaron sus pases para acceder a información confidencial.

Estos antecedentes concuerdan con los que afirman que la CIA ingresó a Estados Unidos de manera irregular a varios de los  secuestradores inculpados , a través del consulado de la ciudad de Jeddah, Arabia Saudita, lo que motivó la renuncia de la autoridad del consulado de ese país, Michael Springman.

RESTRICCIÓN A LAS LIBERTADES

Luego de los atentados, el gobierno de Estados Unidos encontró los argumentos propicios para aprobar una serie de leyes que amenzan las libertades tanto dentreo como fuera de ese país.

Acta Patriótica

El Acta Patriótica fue una ley aprobada por el Congreso para aumentar las facultades del gobierno y sus agencias en aras del combate al terrorismo. Permitió al FBI espiar a los ciudadanos sin una orden judicial, intervenir sus conversaciones telefónicas, entrar a su propiedad esté o no habitando en el momento de la visita y confiscar pruebas incriminatorias.

Ley de Comisiones Militares

El 2006 la administración Bush aprobó la Ley de Comisiones Militares, con la que se suprimió el Habeas Corpus, es decir, el derecho de toda persona acusada de un crimen a tener un abogado y un juicio justo para defenderse ante una imputación ante tribunales imparciales.

Esta ley le da la facultad al presidente de Estados Unidos para designar a cualquier persona, ciudadano norteamericano o extranjero, como enemigo de combate. A esa persona se le puede llevar a cualquier prisión del mundo y torturarlo hasta la falla física de un órgano o la muerte.

Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera

Esta ley fue a probada en 2008 y permite al gobierno espiar todas las comunicaciones de cualquier ciudadano (telefónicas, fax, etc.) sin necesidad de una orden previa. Esto era ilegal antes de la ley, más aún le concede inmunidad al gobierno y a las compañías telefónicas involucradas.

Esta situación movilizó a congresistas en EEUU debido a las excesivas facultades que el gobierno y la Agencia Nacional de Inteligencia de ese país, tienen para vigilar a las personas, lo cual fue considerado inconstitucional, y atentatorio contra la 4ta enmienda, que se refiere a la protección ante pesquisas y aprehensiones arbitrarias.

Las consecuencias que tuvo la supresión de libertades civiles es un punto que los ciudadanos nortemaericanos y del mundo reclaman; ya que los atentados le permitió al gobierno de Estados Unidos restringir libertades como también iniciar una escalada de conflictos en Medio Oriente, invadiendo Afganistán e Irak sin pretextos claros.

POSTS POPULARES