En Chile:

Armada baja perfil a centro militar estadounidense en Concón e ignora intervención de Comando Sur

A través de un comunicado de prensa, la Armada sostuvo que los entrenamientos de “fuerzas de paz” obedecen a un programa de Naciones Unidas, ignorando tácitamente el aporte de Estados Unidos en la construcción del nuevo centro de militar de Concón.

Luego de un masivo rechazo a la construcción del nuevo centro de capacitación para “operaciones de paz” de la ONU en el Fuerte Aguayo de Concón, las Fuerzas Armadas de Chile negaron que en las instalaciones se esté entrenando a personal de policía uniformada y civil. Esto a raíz de imágenes que exhibían a la Capitán Nathalie Muñoz de las Fuerzas Especiales de Carabineros instruyendo a “estudiantes” sobre “tácticas policiales”.

El comunicado no menciona la evidente instrucción a militares, tanto nacionales como extranjeros, en Operaciones Militares en Terreno Urbano (MOUT) para combatir a la población civil. Tampoco hace mención de los cerca de 500 mil dólares que el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (SOUTHCOM) “donó” para la construcción de este centro de capacitación, considerando que la misma división construirá una instalación similar de operaciones MOUT en Argentina.

A su vez, los medios tradicionales ignoran que las actividades de las llamadas “fuerzas de paz” de la ONU (Peacekeeping Operations, o PKO) son coordinadas desde la Dirección de Asuntos Político-Militares del Depto. de Estado de EEUU., cuya función es “mantener el acceso global de las fuerzas militares de los Estados Unidos”, según su propia página web afirma.

Junto con bajar el perfil a la construcción del nuevo centro de entrenamiento de Concón, financiado solidariamente por una potencia extranjera, el comunicado de la Armada no hace más que omitir información sobre la evidente participación del Comando Sur en la construcción de bases militares estratégicas en la región.

Consideremos que en septiembre de 2011, SOUTHCOM firmó un tratado de cooperación con el gobierno chileno para ayudar a responder ante “desastres naturales” como el 27/F, posibilitando el despliegue de tropas estadounidenses en territorio nacional. Un escenario de estas características efectivamente involucraría operaciones MOUT de guerra urbana, similares a las que exhibe el propio video de la embajada estadounidense en el Fuerte Aguayo.

Este martes, el diputado del Partido Comunista (PC) Hugo Gutiérrez, el diputado del Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ), Sergio Aguiló, y su par del Partido por la Democracia (PPD), Rodrigo González, visitaron las dependencias del Fuerte Aguayo para inspeccionar la nueva instalación. Luego de recorrer el complejo, Gutiérrez emplazó al propio presidente Sebastián Piñera a ordenar el cese de las dudosas prácticas castrenses en la Región de Valparaíso.

Por su parte, diversas organizaciones sociales como la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, a través de su presidente Alicia Lira, repudiaron públicamente la construcción del centro militar extranjero. «Sabemos que donde Estados Unidos interviene con esta práctica militarista, invasora, hay que preocuparse», sostuvo.

Russia Today: La base de EE. UU. en Chile indigna a defensores de los derechos humanos