En Chile:

Acusan a director de la PDI por millonarios viajes, auto de lujo y sanción oculta en hoja de vida

Una querella en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago presentó en contra del director de la PDI, Héctor Espinosa, el ex comisario de la institución, Germán Vásquez.

Los detalles de la acusación fueron expuestos ayer en un reportaje de Chilevisión Noticias que ahondó en la posible compra a sobreprecio de un vehículo de lujo a la empresa Grisolia -cuyo dueño sería amigo de Espinosa- por un monto de $61.407.475, así como también la excesiva cantidad de viajes al extranjero efectuados por la autoridad policial.

La adquisición del Hyundai Genesis para Espinosa se realizó al mismo tiempo en que diversos chalecos antibalas (1.964) y cascos balísticos ocupados por el personal (3.023) estaban vencidos, según detectó Contraloría.

“Es paradójico que él prefiera un vehículo de lujo y los funcionarios estén allanando casas con chalecos vencidos y cascos antibalas malos… Se pone en riesgo la seguridad de los mismos funcionarios. O sea, él piensa en su bienestar particular en vez de pensar en el bienestar general de sus funcionarios”, indicó Vásquez.

El investigador agregó que entre julio de 2015 y marzo de 2019, Espinosa participó en 127 viajes por un monto que supera los $100 millones, calculándose un viaje cada 11 días en promedio y algunos en forma adelantada al cometido de los mismos, con viáticos de alta suma y pasajes que podrían estar sobre valorados, a destinos como España, China y Dubai.

Entrevistado por el periodista Alejandro Vega, el ex oficial explicó que dejó la institución producto de una patología gatillada por una sobrecarga laboral que “no le correspondía” a él, sino a su jefe directo de la época, Cristian Meneses Navarrete, actual encargado de asuntos públicos de la PDI y hermano masón de Espinosa.

Según Vásquez, el miembro del Alto Mando prefería estar haciendo “un curso de piloto privado en el Aeropuerto de Concepción”.

Otra arista abordada en el reportaje tiene que ver con la anotación negativa que existiría en la hoja de vida del director Héctor Espinosa y que no ha sido transparentada: una sanción con días de arresto que lo involucra con una ex funcionaria, Rosa Urzúa Jil.

Como publicó The Clinic, la misma “se le habría impuesto a Espinosa por una relación extramarital que tuvo con la esposa de un colega, Eduardo León Hoffman, quien lo habría denunciado a sus superiores”, sin embargo, la PDI se ha negado rotundamente a proporcionar documentos de ello vía Ley de Transparencia.

POSTS POPULARES