En Chile:

Vinculan a banquero del Vaticano con narcotraficante Pablo Escobar

Un banquero del Vaticano hallado en 1983 colgando bajo el Puente Blackfriars tenía nexos con el famoso narcotraficante colombiano, Pablo Escobar, según sostiene el autor de un nuevo libro titulado The Last Supper – The Mafia, the Masons and the killing of Roberto Calvi.

Robert Calvi, apodado así por sus estrechos vínculos con el Banco del Vaticano, fue encontrado muerto en Londres bajo el Puente Blackfriars, rodeado de fuertes sospechas de asesinato.

Ayda Suarez Levy, la viuda del narcotraficante boliviano Roberto Suárez Gomez, afirma que Calvi lavaba dinero para carteles de la droga a través de una cuenta en Nassau, Bahamas, de parte de narcos sudamericanos.

Su testimonio arroja nuevas luces sobre la muerte de Calvi, que continúa siendo uno de los misterios y episodios más oscuros del Vaticano. En una entrevista, la viuda dijo que el Sr. Calvi era el “contacto italiano” de su esposo.

“Me dijo que podía responder por nosotros”, contó Levy al Canal Siete de la televisión italiana. “Dijo que podía responder por nosotros a tal nivel, que el negocio podría ir bien para nosotros. Imagino que hablaba sobre cocaína. No fue explícito, pero me imagino que de eso se trataba”.

La Sra. Levy recordó un encuentro sostenido entre su esposo y Gunter Sachs, un multimillonario alemán casado con Brigitte Bardot. La viuda aseguró que seis meses antes de la muerte de Calvi, ella y su esposo se reunieron con el Sr. Sachs en un viaje a Suiza, donde discutieron sobre el banquero italiano.

Sachs, quien el año pasado se quitó la vida a la edad de 78, habría dicho al barón boliviano de la droga: “Calvi está muy asustado porque Pablo Escobar quiere recuperar su dinero de un banco en Nassau”.

El banco de las Bahamas al cual se refería estaba afiliado con el Banco Ambrosiano, el banco privado más grande de Italia hasta su colapso en 1982. Éste era dirigido por Calvi, quien tenía estrechos nexos con el banco del Vaticano, conocido formalmente como el Istituto per le Opere di Religion – Instituto de Trabajos Religiosos.

Las afirmaciones hechas en un nuevo libro podrían “revolucionar completamente la interpretación de la muerte de Calvi”, según señala Philip Willan, autor de The Last Supper – The Mafia, the Masons and the killing of Roberto Calvi.

Hasta ahora, se especula que Calvi fue asesinado por la mafia de la Cosa Nostra de Sicilia, posiblemente con la complicidad de políticos italianos y el propio Vaticano.

“Si Escobar quería recuperar su dinero y Calvi no era capaz de pagárselo, habría tenido un motivo para matar a Calvi. Existe evidencia que sugiere que Calvi tuvo vínculos directos con el lavado de dinero del narcotráfico en el Caribe”, dice Willan.

La evidencia fue suficiente como para persuadir al Servicio de Aduanas de EEUU a iniciar una investigación sobre el presunto lavado de $34 millones de dólares a través del socio del Banco Ambrosiano en las Bahamas, a finales de la década de 1980.

En 1988, Suárez Gomez, el narcotraficante colombiano, fue sentenciado a 15 años de prisión por tráfico de sustancias ilícitas, siendo más tarde liberado en 1996. Para ese entonces, ya había acumulado una gran fortuna.

Su viuda relata en el libro cómo sus hombres producían alrededor de dos toneladas de cocaína cada día en laboratorios bolivianos, droga que luego era enviada al Cartel de Medellín de Escobar.

En el auge de sus actividades, el cartel dirigido por Escobar contrabandeaba 15 toneladas de cocaína a Estados Unidos cada día.