En Chile:

PDI habría recibido coimas para implementar software espía de IBM en Chile

De acuerdo a fuentes confiables, la compañía International Business Machines (IBM) pagó gruesas sumas de dinero a miembros del Alto Mando de la PDI, haciendo posible la adquisición del software “I2” a un sobreprecio de 1.110 millones de pesos, brindados por el Gobierno Regional Metropolitano.

El programa de IBM comenzó a operar este año y cumple la función de administrar y compartir en línea la información de todos los casos policiales existentes o que están siendo investigados en Chile, permitiendo que datos sobre diversas organizaciones, sistemas y acciones – como extranjería, controles de identidad, domicilios, encargos, antecedentes penales y otros – pasen a formar parte de una base única.

“Este proyecto tiene la finalidad de que las investigaciones desarrolladas por las distintas Brigadas de la Región Metropolitana, estén conectadas bajo un mismo sistema de tratamiento de información”, señaló el prefecto inspector Luis Sandoval, jefe de la Zona Metropolitana de la PDI, en enero de este año.

Las fuentes mostraron preocupación, dado que este dispositivo también pasaría a almacenar los archivos de inteligencia que la policía civil mantiene sobre diversas autoridades, embajadores y ciudadanos considerados “peligrosos”, como dirigentes sociales, sindicales, periodistas, abogados de derechos humanos y funcionarios policiales que han reclamado por sus derechos laborales.

Los antecedentes, indicaron, serán puestos a disposición de organismos extranjeros como el FBI, la DEA y la CIA, sin el conocimiento de los afectados.

El software “I2”, que hace dos años pertenecía a una compañía británica del mismo nombre antes de ser comprada por IBM, habría ayudado a las fuerzas estadounidenses a derrotar al ex líder iraquí Saddam Hussein en 2003, de acuerdo a un reporte de CNN.

“La nueva relación que tenemos con la PDI, es otra muestra del amplio abanico de soluciones que ofrece nuestra compañía, donde podemos aportar con nuestro conocimiento y visión de tecnología en prácticamente todas las áreas de la sociedad”, explicó Rodolfo Tapia, Especialista en Ciudades Inteligentes de IBM Chile, en mayo de este año.

Frente a este verdadero lavado de imagen corporativo, cabe traer a colación el papel cómplice que IBM jugó durante el período de la Alemania nazi, como clasificador (mediante tarjetas perforadas) de los prisioneros políticos de Adolf Hitler.

“La humanidad apenas se dio cuenta cuando el concepto de ‘información masivamente organizada’ emergió, hasta convertirse en un medio de control social, un arma de guerra, una hoja de ruta para la destrucción grupal”, escribe al respecto el autor Edwin Black, en su libro IBM y el holocausto.