En Chile:

Pamela Jiles por caso Dávalos: «Bachelet intervino ante la Superintendencia de Bancos”

A raíz del escándalo de posible tráfico de influencias que afecta al ex director del Área Sociocultural de La Moneda, Sebastián Dávalos Bachelet, la periodista Pamela Jiles cuestionó las declaraciones emitidas por el superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, Eric Parrado, quien descartó irregularidades en la tramitación de un millonario crédito a la nuera de la presidenta.

Luego de constatarse que hace un año anticipó que Dávalos se convertiría en “el chiste político del gobierno de Bachelet”, Jiles volvió a las pantallas de La Red para entregar nuevos antecedentes del papel que habría jugado la jefa de Estado en la polémica también conocida como ‘Nueragate’.

Junto con señalar que en la bullada operación bancaria de Andrónico Luksic – que consistió en otorgar un crédito de 3 mil millones de pesos a la empresa Caval de la esposa de Dávalos, la cual contaba con un patrimonio de sólo 6 millones de pesos – podría configurarse no sólo el uso de información privilegiada, sino el posible delito de enriquecimiento ilícito, la comentarista instó a Michelle Bachelet a dar la cara ante la opinión pública.

“Una de las preguntas que Michelle Bachelet tiene que responder… es si es efectivo que ella conversó la semana pasada en seis oportunidades telefónicamente con el señor Parrado y para qué habló (con él)”, declaró la creadora de la sección ‘Chile a Prueba de Jiles’ en el programa ‘Mañaneros’.

Pamela Jiles agregó que es importante conocer en detalle cuál es la relación que mantiene el hijo de la presidenta con Luksic y el origen de su patrimonio, cuya divulgación fue negada en dos oportunidades por Bachelet durante el año pasado.

Recordemos que a inicios de 2013, el periodista Tomás Mosciatti denunció posibles irregularidades en la compra de a lo menos tres vehículos Lexus de Sebastián Dávalos, avaluados en más de 25 millones de pesos cada uno, situación que motivó una investigación corta del Servicio de Impuestos Internos (SII) que no perseveró en el tiempo.

Esta semana, Mosciatti comentó el ‘Nueragate’ en duros términos, criticando al Partido Socialista – donde milita Dávalos – por su “silencio de cementerio”. También recordó el primer trabajo del hijo de la presidenta en Cancillería, donde entró “sin concurso público, sin antecedentes académicos y sin tener una carrera destacada”, desempeñándose en el equipo negociador del tratado de libre comercio con Japón mientras asesoraba en la misma materia a empresas asiáticas.

Pero el responsable del que nadie habla, agregó Mosciatti, es Andrónico Luksic, “el hombre más rico de Chile, el más poderoso” y quien financia la política. Asimismo vapuleó a Bachelet por no instar a su hijo a terminar con el opulento negocio durante sus vacaciones en Caburgua.

“¿De dónde viene Alberto Arenas (ministro de Hacienda)? De las empresas de Luksic. ¿De dónde viene Nicolás Eyzaguirre (ministro de Educación)? De las empresas de Luksic. ¿De dónde viene Máximo Pacheco (ministro de Energía)? De las empresas de Luksic”, sentenció el director de Radio Bio Bio, algo que, junto al episodio del caso Dávalos, calificó de “repudiable desde el interés de todos los chilenos”.