En Chile:

Hermano de ex subdirector de Carabineros presenta recurso contra Hermes Soto al ser indagado por negocios truchos

El capitán de Carabineros Mario Pineda Peña, hermano de la ex segunda autoridad de la institución, Julio Pineda, solicitó a la Corte de Apelaciones de Santiago frenar su desvinculación de la policía, en el marco de un sumario que le imputa diversas irregularidades al interior de la Escuela de Caballería “Gral. Óscar Cristi Gallo”.

Pineda interpuso un recurso de protección contra el actual mandamás de Carabineros, general Hermes Soto Isla, afirmando que la decisión de llamarlo a retiro temporal de las filas vulnera derechos consagrados en la Carta Fundamental, ya que no habría “motivación” ni “justificación” detrás de la medida.

En sus descargos, el general Soto acompañó copia de un oficio de fecha 11 de mayo de 2018, enviado por la Dirección de Personal de Carabineros a la Subsecretaría de Interior, que detalla las razones del congelamiento institucional de Pineda, quien pertenece al Escalafón de Veterinaria.

El documento sostiene que a principios de ese mes, la Dirección de Educación, Doctrina e Historia de Carabineros abrió un proceso interno para “establecer fehacientemente la forma y circunstancias en que habría participado el Capitán (V) Pineda Peña, en operaciones quirúrgicas a caballares extra institucionales en dependencias de la Escuela de Caballería, y determinar su participación como socio del Laboratorio Rimat y Compañía Ltda., que proveería de insumos a dicho plantel.”

Lo anterior tendría sustento, primeramente, en una cuenta escrita dada el 4 de mayo por la Escuela, donde se informa que el día 26 de enero, el uniformado recibió “un llamado telefónico de un médico externo a la institución, quien le señaló tener una emergencia veterinaria con un caballar particular de raza chilena, el cual estaba grave, y debido a que no existía pabellón quirúrgico disponible en Santiago, le solicitó si lo podía operar en dependencias de ese establecimiento”.

La intervención quirúrgica fue autorizada por el director de la Escuela, ante lo cual Pineda ordenó la “participación de personal C.P.R. a su cargo, tanto en el procedimiento operatorio como en el post operatorio, utilizando además insumos fiscales sin efectuar registro de ello, como tampoco la reposición del mismo”.

Al término de la operación, atendida la “gravedad y descomposición” del equino, “se le practicó eutanasia, previa autorización del propietario”, indica el informe a Interior.

Según las primeras diligencias indagatorias, se estableció que Pineda “cobró sus honorarios profesionales al propietario del caballar, sin informar esta situación al mando de la Escuela de Caballería”.

En cuanto a la otra parte de la acusación, la pieza sumarial habría establecido que el oficial, en su calidad de jefe del Servicio de Veterinaria de la Escuela, “durante los años 2016 y 2017, efectuó requerimientos de toma de muestras y exámenes para los caballares fiscales, adjuntando 3 cotizaciones de diferentes laboratorios, concretándose la adjudicación de los servicios por la vía del trato directo”.

Lo anterior benefició directamente al Laboratorio Rimat y Compañía Limitada, “el cual es de propiedad de la cónyuge del citado oficial, y éste forma parte de la Sociedad”.

Cabe recordar que el ex general subdirector Julio Pineda -quien es hermano del capitán cuestionado- fue sindicado por la Cuarta Fiscalía Militar de Santiago como aquel que habría filtrado la anotación de 1985 que empaña la hoja de vida del general Hermes Soto por concurrir a un prostíbulo, aunque más tarde la Corte Marcial revocó su procesamiento.

Por Matías Rojas