En Chile:

Washington Post dice que Bilderberg podría elegir a compañero vicepresidencial de Mitt Romney

Influyente grupo ya escogió en 2004 al compañero vicepresidencial de John Kerry, el demócrata John Edwards.

Un artículo aparecido este jueves en el Washington Post, escrito por el antiguo columnista Al Kamen, sugiere que el Grupo Bilderberg podría tener un rol decisivo en elegir al compañero vicepresidencial de Mitt Romney. Esto continuaría la tendencia del reservado grupo a influenciar directamente sobre las elecciones presidenciales estadounidenses.

Kamen ha estado escribiendo para el Washington Post por más de tres décadas y también ha trabajado con los íconos de Watergate, Woodward y Bernstein.

En su columna, el escritor destaca que el presidente Obama y Hillary Clinton asistirán este fin de semana a la Cumbre de las Américas en Cartagena, Colombia, para reunirse con más de 30 jefes de estado. Éstos serán acompañados por el senador Marco Rubio, quien ha sido indicado como un potencial vicepresidente luego de haber respaldado a Romney el mes pasado.

“Curiosamente, no muchos senadores parecen haber ido. De hecho, podría ser que el único del Comité del Senado para Relaciones Exteriores que asistirá es Marco Rubio (R-Fla.), una posible opción vicepresidencial”, escribe Kamen. Luego agrega que la presencia de Rubio podría ayudar a influenciar su manejo en política exterior, de la misma forma en que una visita al clandestino Grupo Bilderberg sirvió para que John Edwards fuese elegido como número dos de John Kerry en 2004.

“Hace recordar una excursión extranjera realizada por otra potencial opción vicepresidencial en 2004. Se trataría de John Edwards (…) Edwards dio un discurso en la conferencia Bilderberg en junio de 2004, siendo ampliamente acreditada como la única razón para que John Kerry lo eligiera”, escribe Kamen.

A pesar de que Edwards estaba en una ardua competencia con alrededor de dos docenas de contendores, la aprobación de sus políticas por parte de Bilderberg, luego de su impresionante desplante, generó la decisión. Edwards fue escogido en el último minuto luego de parecer que Dick Gephardt tenía su puesto asegurado. El New York Times incluso reportó que Gephardt había sido elegido y algunos stickers de “Kerry-Gephardt” fueron colocados en vehículos de campaña antes de que se anunciara la vicepresidencia de Edwards.

En mayo de 2008 se reportó que el ex director ejecutivo de Fannie Mae y miembro de Bilderberg, Jim Johnson, había sido consultado por Obama para seleccionar a su compañero vicepresidencial. Johnson también tuvo una participación central en elegir a Edwards luego de su visita a Bilderberg.

En junio de 2008, durante la reunión del reservado grupo en Virginia, la prensa perdió rastro de Barack Obama y Hillary Clinton. Reportes sugirieron posteriormente que ambos asistieron juntos a una “reunión privada” en Virginia del Norte. Lo más probable es que ambos hayan asistido a la reunión anual de Bilderberg, celebrada en aquel estado.

Un año después, en la reunión de Bilderberg celebrada en Grecia, oficiales de la administración Obama dieron sesiones privadas de información a elitistas del grupo, según escribió Ken Vogel en el medio Politico.

La mano de Bilderberg en la asignación de candidatos vicepresidenciales por tres elecciones, tanto de demócratas como republicanos, deja en evidencia que la influencia del club es transversal a los partidos políticos.

La ubicación y fecha de la conferencia de Bilderberg 2012, una reunión secreta anual que involucra a cerca de 200 poderosos a nivel global, de gobiernos, industria, la banca, medios y academias, aún deben ser desveladas. La reunión toma lugar, frecuentemente, en mayo o junio, en Europa o Norteamérica. Dado que Bilderberg no ha sostenido una conferencia en América desde 2008, muchos especulan que la reunión de este año será realizada en Estados Unidos o Canadá.

A pesar de que los medios tradicionales, con gran parte de sus dueños siendo miembros de Bilderberg, dejan en segundo plano el poder del grupo sobre asuntos a nivel mundial, el ex secretario general de la OTAN y miembro del club, Willy Claes, admitió en una entrevista radial de 2010 que los asistentes reciben órdenes para implementar decisiones que son formuladas durante la cumbre.

Claes dijo que a los invitados de Bilderberg se les da cerca de 10 minutos para hablar, luego de los cuales se compila un reporte de su presentación. “Después se considera, obviamente, que los participantes usen este informe en la fijación de sus políticas dentro de los medios que ellos afecten”, sostuvo Claes según la traducción del texto.