En Chile:

Senado de EEUU investigará a Clinton por conflicto de intereses en Bangladesh

El Comité Judicial del Senado de Estados Unidos abrió un proceso indagatorio formal para establecer por qué la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió a la primera autoridad bangladesí, Sheikh Hasina, que no tomara medidas contra un donante de su fundación.

La acusación plantea que en marzo de 2011, la ex contrincante de Donald Trump levantó el teléfono para llamar al gobierno asiático y proteger al director del Banco Grameen, Muhammad Yunus, cuando era investigado por corrupción.

Según el sitio web de la Fundación Clinton, Yunus aportó 350 mil dólares a la Clinton Global Initiative, mientras que Grameen Research, igualmente vinculada con él, donó a la entidad cifras cercanas a los 100 mil dólares.

El senador republicano que dirige la iniciativa, Chuck Grassley, envió una carta al secretario de Estado de Trump, Rex Tillerson, para aclarar si la materia debe ser abordada por el fiscal general de EEUU.

En la misiva, el congresista recordó que “la ley federal exige que los funcionarios del Ejecutivo estén impedidos de intervenir en materias que tengan efectos directos o predecibles sobre el interés financiero propio de dichos empleados o de las personas u organizaciones que estén asociadas con ellos”, y que “las acciones de (la entonces) secretaria Clinton generan sospechas razonables de que esas normas fueron vulneradas”.

Según People’s Pundit Daily, el senador Grassley pidió copias no censuradas de los correos que confirman el operar de Clinton.

Grassley también pretende averiguar sobre las presiones que habría ejercido la ex autoridad de la administración Obama contra Sajeeb Wazed, un hijo de Hasina que vive en EEUU y que habría sido amenazado por el servicio recaudador de impuestos, el IRS.

El congresista reveló que solicitudes anteriores, formuladas a la ex fiscal general Loretta Lynch para abrir un caso formal contra Clinton, fueron desestimadas sin explicación.