En Chile:

La mafia de generales que mató la confianza en Carabineros

Según el último estudio de confianza en las instituciones, realizado por La Segunda, Carabineros es uno de los organismos estatales que más bajaron en menos de un año. La gente ya no confía en la institución fundada por el General Carlos Ibañez del Campo. Como todo fenómeno de percepción pública, éste se puede explicar por múltiples motivos. Uno de ellos son los innumerables escándalos en los que han estado involucrados miembros de su Alto Mando.

Por esta razón hemos realizado un catastro de las personas que están a cargo de la institución, emblemáticos generales, rostros involucrados en graves casos de corrupción, crímenes, violación de derechos civiles y faltas a la probidad. Carabineros es una institución querida por la gente. Con innumerables héroes anónimos, que todos los días trabajan para tener un país más seguro, pero que están comandados por un grupo de Generales que, “criados” durante los gobiernos de la Concertación, han aprovechado de su poder para hacer y deshacer. Aquí les presentamos la lista de esta tropa de élite.

General Director Gustavo González Jure: Durante su gestión como Director de Personal se han generado problemas de bajas de personal ilegales, jubilaciones abultadas de funcionarios y falsos mártires. Además está acusado de haber asesinado el 30 de agosto de1988 al niño de 14 años, Sergio Albornoz Matus, quién salió a comprar cigarros y fue acribillado por la espalda por carabineros encapuchados, que lo liquidaron sin piedad, mientras sus amigos ya habían corrido. El niño quedó solo en una esquina y Carabineros lo asesinó a mansalva. El disparo entró por la nuca, lo que le provocó la muerte inmediata. El tiro, según testigos, le destrozó las cuerdas vocales y le reventó el corazón. El entonces Capitán González, con la ayuda de su padre el General Huaso González, le pidieron al subteniente Miguel Ángel Ortiz, actual Teniente Coronel, que se inculpara por el crimen. La Justicia Militar le dio al supuesto asesino un castigo irrisorio de 541 días de pena remitida.

Director Nacional de Inteligencia Bruno Villalobos: Involucrado en los montajes del Caso Bombas, Caso Pakistaní y en la acusación falsa del militante comunista, Manuel Olate, de participar en las FARC. Acusado de ser el principal responsable de las escuchas telefónicas ilegales ordenadas por el Ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter contra parlamentarios y embajadores. También contra dirigentes sindicales y abogados de derechos humanos. Presionó al presidente de la Comisión de DD.HH., Sergio Ojeda, situación por la que numerosos parlamentarios pidieron su renuncia. Frente a esto, el gobierno guardó un cómplice silencio.

General Inspector de Carabineros Aquiles Blu Rodríguez: Acusado de participar en el encubrimiento, pérdida, y robo de sustancias ilícitas en la zona norte del país. Durante un operativo en el desierto, se encontraron 20 kilos de clorhidrato de cocaína que posteriormente desaparecieron del cuartel policial. La droga iba a ser usada para “cargar” a narcos, pero fue “extraviada”, desconociéndose hasta ahora su paradero.

General Rodolfo Pacheco, Prefecto Zona Valparaíso: Según fuentes reservadas de Carabineros, este General sería el protector de dos casas de prostitución ubicadas en Ñuñoa, Seminario 775 y 777. El oficial mantiene hace años el control de ambos lugares. Además es el responsable de numerosas denuncias por violencia innecesaria en contra de estudiantes, detenciones ilegales, vejaciones y torturas en contra de dirigentes universitarios.

Coronel Fernández, encargado de Fuerzas Especiales: Más conocido como el “carnicero” o caza-periodistas, Fernández se caracteriza por comandar la represión contra estudiantes y manifestantes. La brutalidad de sus actos ha sido denunciada ante la Corte Interamericana de DD.HH. Entre ellas se establecen detenciones ilegales, vejámenes a menores, uso excesivo de la fuerza policial y utilizar a medios de comunicación oficialistas para realizar montajes con falsos encapuchados e infiltrar las marchas con agentes de la Dipolcar (Dirección de Inteligencia de Carabineros). Además, este Coronel ha ordenado la detención de los siguientes periodistas: Luis Narváez de Chilevisión, Patricio Mery de Panoramas News, Esteban Sánchez de Radio ADN, por nombrar sólo algunos de los que han sido detenidos, entre los más de diez gráficos y reporteros, incluso de prensa y agencias internacionales.