En Chile:

Caso Huracán: Tribunal acoge pericia privada a WhatsApp de fiscal Luis Arroyo

Nuevamente se vio truncada hoy la formalización del ex oficial de Carabineros Patricio Marín Lazo, investigado por la supuesta manipulación de evidencias en la denominada Operación Huracán, donde falsamente se imputó a comuneros mapuche una serie de atentados incendiarios en La Araucanía.

El ex integrante de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) presentó una segunda licencia médica por estrés, situación que por cierto cayó mal a otros intervinientes, como el abogado del Ministerio del Interior Luis Hermosilla, quien pidió un “mínimo de respeto” al tribunal.

“Es imposible que un cuadro supuesto de ansiedad o depresión se haya generado de un día para otro… Parece simplemente una medida dilatoria”, afirmó paralelamente el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Por su parte, el abogado que representa al líder de la CAM Héctor Llaitul, Rodrigo Román, alegó que “lo único que le faltó pedir a la defensa es elegir el delito por el cual (Marín) quiere ser formalizado… esto parece chacota”.

El querellante puso hincapié en las medidas cautelares que ya han sido decretadas en contra del ex capitán Leonardo Osses, el ex asesor civil de la UIOE Alex Smith -creador del supuesto sistema Antorcha- y el ex general de inteligencia Gonzalo Blu, todos en prisión preventiva al ser apuntados como miembros de una asociación ilícita.

La jueza Marcia Castillo dio por justificada la ausencia de Marín, ordenando que sea evaluado por el Servicio Médico Legal (SML) antes de fijar una nueva audiencia.

La comunicación de cargos sí se concretó este martes para el ex oficial de caso de la UIOE Cristian Pérez Mancilla, en conjunto con el ex perito informático del Labocar Manuel Cavieres González, quienes deberán estar sometidos a un régimen de firma quincenal y arraigo nacional durante los próximos 10 meses, plazo acordado para la investigación.

Evidencias

Zanjado lo anterior, la defensa del ex mayor Patricio Marín solicitó a la magistrado conceder facilidades para examinar las copias forenses del teléfono incautado en su oportunidad al fiscal de Temuco Luis Arroyo, quien recordemos fue acusado de filtrar antecedentes a comuneros mapuche a través de su abogada asistente Mónica Palma.

Dicha situación ya fue desestimada por la justicia, que sobreseyó a ambos por el delito de violación de secreto, considerándolos víctimas de un montaje armado por la UIOE.

Eliecer Poblete, abogado de Marín, sostuvo que la solicitud pretende cotejar con peritos privados la existencia de conversaciones de WhatsApp entre su representado y el fiscal Arroyo, quien al estallar la arista de falsedad en el caso Huracán planteó que nunca había conocido la información que la UIOE señaló haber obtenido con Antorcha para incriminar a mapuches.

Según Poblete, existen registros de WhatsApp en el teléfono de Marín que desvirtúan la versión de Arroyo, puesto que en agosto de 2017 el fiscal habría conocido parte del contenido que fue incorporado al cuestionado Informe N° 130 de la Dipolcar, documento que lleva la firma del general Blu.

Pese a la oposición de la Fiscalía, que alegó protección a la vida privada y el hecho de ser Arroyo alguien que también se vio afectado por imputaciones falsas de la UIOE, el tribunal accedió a la petición. Algunos querellantes señalaron que el persecutor podría convertirse en imputado si se comprueba que participó en la confección del Informe N° 130.