En Chile:

Pakistán afirma que la CIA usó la fiebre del dengue como arma biológica

Pakistán sospecha que la CIA podría estar detrás de un brote de fiebre del dengue en el país. El Pakistan News Service reporta hoy que la Asociación Médica de Pakistán ha pedido a las agencias de seguridad que investiguen los temores de una propagación deliberada de la enfermedad mortal en el Punyab.

La acusación no está tan lejos de la realidad. La CIA tiene una larga historia de usar armas biológicas, especialmente en Cuba. En Bioterror: Manufacturing Wars the American WayEllen Ray y William H. Schaap documentan ataques a la nación comunista que abarcan más de 20 años. Las operaciones fueron expuestas en Newsday el 9 de enero de 1977, y más tarde aparecieron en el Washington Post, Le Monde, el Guardian, y otros periódicos.

Según los autores, la fiebre del dengue es preferida por la CIA. “El dengue y otros arbovirus son ideales como armas de guerra biológica por una cantidad de razones. El dengue, especialmente el dengue hemorrágico, es altamente discapacitador; puede ser transmitido fácilmente a través de la introducción de mosquitos infectados; se propagará rápidamente, especialmente en áreas altamente pobladas”, escriben.

A mediados de los 70, el Comité Church publicó un memorándum de la CIA que enlistaba una gran cantidad de toxinas mortales almacenadas en Fort Detrick, incluyendo ántrax, encefalitis, tuberculosis, veneno letal de serpiente, toxina de mariscos, y media docena de letales venenos de alimentos, “algunos de los cuales, averiguó el comité, se habían exportado a inicios de los 60 al Congo y a Cuba en fracasados intentos de la CIA de asesinar a Patrice Lumumba y Fidel Castro”, indican los autores.

Más investigaciones del Senado revelaron que 239 áreas pobladas en los Estados Unidos habían sido contaminadas con agentes biológicos entre 1949 y 1969, incluyendo San Francisco, Washington, D.C., Key West, Panama City, Minneapolis, y St. Louis. El ejército de EE.UU. ha reconocido que algunos estadounidenses fueron usados involuntariamente como conejillos de indias en experimentos de guerra biológica.

El PakTribune indica un número de ataques biológicos contra Afganistán, remontándose a 1982 y la guerra encubierta de la CIA contra la Unión Soviética. Gran Bretaña y EE.UU. han sido acusados de un ataque biológico a los campos de opio de Afganistán en un intento por vencer a la resistencia afgana, destruyendo el trigo, árboles de frutas, y deteriorando la cosecha de opio, según escribe el sitio web de noticias.

Ésta es seguramente una historia de cubierta. Tanto la CIA como Wall Street están vinculados a la producción de opio y heroína en Afganistán, y parece muy improbable que estén dispuestos a destruir su propio negocio. Comenzando en 2000, el talibán impuso una prohibición a la producción de opio.

“Estamos, de momento, no muy seguros de que sea un hongo o algún insecto. La fumigación ha sido prohibida en palabras muy claras por el Presidente de Afganistán. Por ende, estamos esperando los resultados de nuestras pruebas en laboratorio”, contó Jean-Luc Lemahieu, el jefe de la Oficina de la ONU sobre Drogas y Crimen en Afganistán, al PakObserver.

El periódico apunta a una campaña de falsa vacunación del polio patrocinada por la CIA en Abbottabad a inicios de 2011, presuntamente para recoger una muestra de ADN de Osama Bin Laden.