En Chile:

Líder neonazi visita EEUU en busca de armas para Ucrania

El vicepresidente del parlamento de Ucrania y fundador del Partido Nacional Socialista de ese país (Svoboda), Andriy Parubiy, se reunió en Washington el 25 y 26 de febrero con miembros del Senado de Estados Unidos.

Quien dirigió la organización paramilitar SNPU hasta 2004, y se perfiló como uno de los principales líderes de la Revolución Naranja, visitó el Pentágono para negociar una nueva entrega de armas al régimen de Petro Poroshenko.

A la fecha, el gobierno de Estados Unidos niega que lo ocurrido en febrero de 2014 en Ucrania fuera un golpe de Estado financiado por occidente, y que los rebeldes pro-rusos no acepten como presidente a un títere del Departamento de Estado.

El 2 de mayo de 2014, el gobierno de Poroshenko masacró a cerca de cien manifestantes pacíficos en Odessa, enviando tropas militares al sudeste para tomar control de sus administraciones locales. Andriy Parubiy integró uno de los equipos que planificó la matanza.

Poroshenko ha justificado públicamente sus actos, señalando que los “terroristas” merecen ser aniquilados por el sólo hecho de querer independizarse de Ucrania.

El presidente Obama, cuyo mando seleccionó al líder del gobierno interino que reemplazó al depuesto Viktor Yanukovich – el banquero y actual primer ministro ucraniano, Arseniy Yatsenyuk – apoya los crímenes de Poroshenko, pero aún no ha decidido si envía más armas a Ucrania.

Parubiy, seguidor del nazi ucraniano Stepan Bandera, que colaboró en el asesinato en masa de judíos y polacos durante la Segunda Guerra Mundial, visitó además Ottawa, Canadá, para reunirse con el canciller Rob Nicholson, el secretario parlamentario del Ministerio de Defensa canadiense, James Bezan, y otros funcionarios de gobierno.