En Chile:

Informe: Países árabes impondrían zona de exclusión aérea en Siria

Informes desde Kuwait sugieren que los estados árabes se preparan para imponer una zona de exclusión aérea sobre Siria, con el apoyo logístico de Estados Unidos, avanzando en la posibilidad de un asalto militar para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Assad bajo un pretexto «humanitario».

«Fuentes europeas experimentadas señalaron que jets de combate árabes, y posiblemente aviones de combate turcos, afirmados con apoyo logístico estadounidense implementarán una zona de exclusión aérea en los cielos de Siria, después que la Liga Árabe emita una decisión, en virtud de su Carta, pidiendo la protección de los civiles sirios», informó Albawaba, citando al diario de Kuwait al Rai.

Ynet News, la página web del diario más leído de Israel, también presentó el informe.

Como parte de un plan para paralizar las fuerzas militares del país dentro de 24 horas, el «movimiento de vehículos militares sirios, incluyendo tanques, vehículos y artillería», sería completamente prohibido bajo los términos de la zona de exclusión aérea.

Las fuerzas de oposición siria han solicitado repetidamente que una zona de exclusión aérea sea implementada en el país, pero el mes pasado la OTAN casi descartó esa posibilidad. El candidato republicano a la presidencia, Rick Perry, también ha solicitado a la administración Obama imponer una zona de exclusión aérea sin esperar la luz verde de Naciones Unidas.

«Si, efectivamente, Europa y el mundo occidental se encuentra presto para una campaña aérea sobre Siria, entonces todas las miradas se volcarán hacia Oriente, y en particular a Rusia y China, que han dejado muy claro que no tolerarán ninguna intervención. Y, naturalmente, la mayor incógnita de todas es Irán, que ha dicho que cualquier invasión de Siria será tratada con rapidez y severidad», informa Zero Hedge.

Las hostilidades se han acelerado en los últimos días, con barcos de guerra rusos entrando a las aguas territoriales sirias el viernes, en una agresiva maniobra diseñada para desalentar cualquier ataque de la OTAN.

Sin la ayuda de Rusia, Siria estaría en mayor medida indefensa ante un ataque de la OTAN. «No veo ningún problema puramente militar. Siria no defensa alguna contra los sistemas occidentales… [Pero] sería más arriesgado que Libia. Sería una operación militar pesada», comentó el ex jefe de la Fuerza Aérea francesa, Jean Rannou.

Mientras que potencias de la OTAN han acusado al régimen sirio de llevar a cabo atrocidades contra sus ciudadanos, otros han enmarcado el derramamiento de sangre en el contexto de una guerra civil. Como vimos en Libia, los combatientes rebeldes que pilotaban aviones de combate y dispararon granadas impulsadas por cohetes todavía fueron descriptos como «manifestantes» por los medios del establishment días antes de que la zona de exclusión aérea fuera impuesta y comenzara la campaña de bombardeos.

Como observamos antes del ataque a Libia, que también fue enmarcado como una «intervención humanitaria», las potencias de la OTAN están dispuestas a demonizar el gobierno de Assad, mediante la caracterización de los ataques de sus fuerzas como atrocidades, mientras ignoran los ataques similares de las fuerzas de la oposición, como la redada de esta semana a un complejo de inteligencia de la fuerza aérea siria donde murieron o resultaron heridos 20 guardias de seguridad.