En Chile:

EEUU ignoró amenazas de Blackwater a investigadores del gobierno

En 2007, un alto oficial de la firma privada Blackwater amenazó de muerte a un funcionario del Departamento de Estado por investigar el desempeño del grupo en Irak, según documentos publicados este lunes por el New York Times.

El investigador Jean C. Richter denunció el hecho a sólo dos semanas de que mercenarios de la empresa mataran a disparos a 17 civiles iraquíes en la Plaza Nisour.

Según Richter, un agente especial de Seguridad Diplomática y manager de Blackwater en Bagdad, Daniel Carroll, le dijo que lo asesinaría cuando terminara su investigación.

“El comentario del Sr. Carroll fue realizado en un tono de voz leve… sus ojos estaban fijos en mí”, señala el memo de Richter. “Tomé en serio la amenaza del Sr. Carroll. Estábamos en una zona de combate donde las cosas pueden pasar de forma inesperada, especialmente cuando hay impactos negativos en un lucrativo contrato de seguridad”.

El analista del Departamento de Estado Donald Thomas Jr., quien también estuvo presente cuando se produjeron los hechos, corroboró la denuncia de Richter. La embajada de Estados Unidos respondió a la amenaza tomando partido con Blackwater y exigiendo que los investigadores abandonaran inmediatamente el país.

“La estructura para manejar y monitorear nuestros contratos en Irak se ha vuelto servil a los mismos contratistas”, dijo Richter. “Los contratistas de Blackwater se ven a sí mismos por sobre la ley”.

Durante su corta presencia en Irak, la investigación de Richter descubrió graves faltas que involucraban a Blackwater. La empresa no sólo cobraba en exceso al Departamento de Estado. Se descubrió que sus guardias “bebían y tenían fiestas con mujeres” cuando prestaban servicios oficiales.

También se descubrió que los vehículos blindados empleados por Blackwater para proteger a diplomáticos estadounidenses estaban “pobremente mantenidos y deteriorados”, encontrándose uno de ellos dañado luego que cuatro guardias en estado de ebriedad lo hicieran chocar contra una barrera de concreto.

“Una firma afiliada a Blackwater estaba obligando a ‘ciudadanos de terceros países’ – obreros de bajo sueldo provenientes de Pakistán, Yemen y otros países, incluyendo algunos que se desempeñaban como guardias en el complejo de Blackwater – a vivir en condiciones escuálidas, (durmiendo) tres, algunas veces, en una habitación sin camas”, afirma el artículo.

Debido a las continuas controversias en las que se ha visto involucado, se sabe que Blackwater cambió su nombre a Constellis Holdings. Pese a que su licencia para trabajar en Irak fue revocada, un cable del año 2010 publicado por Wikileaks sostiene que el grupo todavía está operando en la región.

POSTS POPULARES