En Chile:

Desahucios impagos en Carabineros: General Rozas incumple promesa de puertas abiertas

Un amplio despliegue comunicacional acompañó a fines del año recién pasado el nombramiento de Mario Rozas Córdova, ex edecán de Piñera, como nuevo director de Carabineros. “Cuando era jefe de comunicaciones sociales siempre preguntaba si dieron la cara. Ese es su estilo, ponerse rojo una vez y no rosado varias veces”, publicó un reportaje de La Tercera dedicado a él, citando a uno de sus “cercanos”.

Rozas también declaró en una entrevista con 24 Horas que el sello de su gestión estaría dado por “transparentar todo. Si alguien me quiere preguntar qué hago, qué tengo, qué hacemos, bienvenidos, las puertas de esta Dirección General siempre van a estar abiertas para toda la comunidad. Yo voy a radicar la palabra audiencia. Si yo no estoy, voy a tener a quien sea”.

 

Lo dicho por el general no es consistente con las respuestas entregadas a la organización de ex funcionarios de Carabineros agrupados bajo el nombre de los “Sin Desahucio”, cuya indemnización de retiro aún no es cancelada. El problema genera sospechas de un nuevo fraude paralelo al denominado Pacogate.

A través de sendos requerimientos ingresados desde fines de diciembre al Departamento de Información Pública y Lobby de Carabineros, la ex sargento segundo que representa a la entidad, Pamela Muñoz Verdugo, solicitó audiencias con el general Mario Rozas “para tratar el tema de no pago (de) los desahucios de los carabineros en retiro”.

Entre otras materias, Muñoz buscaba informar que el “personal que se acoge a retiro queda sin previsión, y por ende sus cargas familiares”, que el Departamento de Pensiones ha tenido “demoras en las tramitaciones” de los retiros y que existe “nula ayuda de los Departamentos de Bienestar (que Rozas dirigió antes de asumir como general director) y la Mutualidad”.

Contestando a cada petición, el jefe de la unidad de Lobby, coronel Iván Guajardo, señaló que “el General Director de Carabineros ha resuelto no acceder a su solicitud de audiencia, y se dispone que sea atendida por el Jefe del Departamento de Pensiones (coronel José Muñoz Parra), por tratarse de una materia de su gestión”.

En conversación con Verdad Ahora, la ex sargento Pamela Muñoz criticó la negativa de Rozas y afirmó que “su boca lo está castigando… Él dijo que iba a recibir a todos, que iba a ser un general dispuesto hacia la gente y todo, sin embargo, con tres solicitudes, nos sigue insistiendo en que no”.

 

Muñoz afirmó que a Rozas, como general director, le corresponde por ley solicitar los dineros para el pago de desahucios, según el artículo 7 del Reglamento de Indemnización de Desahucio de Carabineros. “Eso es lo que queremos, que él tome la responsabilidad en solicitar esos dineros. Si Carabineros no solicita los dineros, ¿quién lo va a hacer?”, cuestionó.

La norma es clara en señalar que el “desfinanciamiento que se produzca en Fondo de Desahucio, deberá ser cubierto por un aporte fiscal de conformidad al artículo 79°, de la Ley Orgánica Constitucional de Carabineros de Chile… Para tal efecto, la Dirección General, previo estudio, considerará en el presupuesto fiscal del año siguiente, el monto necesario que deberá contemplar la Ley de Presupuestos para su pago en duodécimos, a requerimiento del Sr. General Director de Carabineros”.

 

La ex uniformada aclaró que si bien durante la administración del ex general Hermes Soto existió “una inyección de $7.800 millones de parte del gobierno para el pago de los desahucios, con eso se alcanzó a pagar a 400 funcionarios y quedamos en la lista de espera 1.700”. Eso, según explicó, sucede porque “también aumentaron los funcionarios que se fueron a retiro”.

“Al personal activo no le dicen que no están pagando los desahucios, les dicen que nosotros somos casos aislados. Esa es la información que se entrega en las unidades”, reclamó.

Además denunció, en base a información obtenida por Ley de Transparencia, que en 2017 se pagaron desahucios solo a oficiales, entre generales y coroneles, “en un período de tres meses”, lo que no ha ocurrido con el resto del personal.

Por Matías Rojas