En Chile:

Denunciante del escándalo Caval habría entregado nombre de “alto funcionario de gobierno”

El escándalo que provocó una importante caída en la popularidad y sensación de transparencia de Michelle Bachelet está lejos de acabar. Esto después de que el ex asesor de la empresa Caval perteneciente a la nuera de la mandataria, Sergio Bustos Baquedano, asegurara tener pruebas de que le ofrecieron 160 millones de pesos para que guardara silencio sobre el negocio que involucra a Sebastián Dávalos y Andrónico Luksic.

Bustos entregó su versión en un comunicado de prensa, donde describió cómo los abogados de Natalia Compagnon, la esposa del renunciado jefe sociocultural de La Moneda, intentaron evitar que entregara más antecedentes a la prensa.

“Me acallaron y amordazaron desde el 8 al 19 de febrero”, afirmó Sergio Bustos en conversación con El Líbero. El ex transportista detalló que el acuerdo lo obligaba a no referirse públicamente al tema y a solicitar a la Revista Qué Pasa que destruyera de todos los documentos que tuviera en su poder.

Tras salir hoy de la audiencia por demanda laboral en contra de Caval, quien fuera el encargado de gestionar el millonario préstamo del Banco de Chile señaló haber entregado al fiscal de Rancagua, Sergio Moya, antecedentes de un correo electrónico que involucraría a una alta autoridad de gobierno en el caso, según informó El Mostrador.

La versión de una negociación subrepticia de Caval es coincidente con informaciones publicadas en Twitter por la periodista Pamela Jiles. En varios twitteos realizados el 18 de febrero, cuando la presidenta estaba aún en Caburgua, señaló que “no es verdad que la familia (Bachelet-Dávalos-Compagnon) permaneció reunida e incomodada allí”.

“La nuera fue enviada a Stgo. 48 horas después de la publicación de QP. Los siguientes días hasta la renuncia, Compagnon tuvo reuniones y acciones destinadas a borrar las huellas de algunos de los ‘negocios’. Dávalos se negó a renunciar hasta el último segundo, pq fue enviado a Stgo. en la tesis de que la declaración de patrimonio solucionaba el problema”, escribió la creadora de la sección televisiva Chile a Prueba de Jiles.

La ex investigadora de Informe Especial agregó que Michelle Bachelet tuvo “abundante comunicación” con el ministro Rodrigo Peñailillo, el superintendente de Bancos, Erik Parrado y el histórico militante PS Camilo Escalona “para detener la crisis y chequear qué sabían los medios”.

Dichas intervenciones habrían llevado al jefe de la superintendencia de bancos, Parrado, a descartar rápidamente las irregularidades en la tramitación de un crédito de 3 mil millones de pesos a Caval. Sus dichos también favorecieron a Luksic, un empresario que está siendo cuestionado paralelamente por la escasez de agua en Caimanes y por tener ostentosas cuentas en paraísos fiscales de HSBC.

Recordemos que Bachelet indicó a su regreso de vacaciones que “sólo se enteró por la prensa” de la reunión a la que asistió Luksic, Compagnon y su hijo, sin ahondar en detalles de lo que pudo haber ocurrido durante su estancia en Caburgua.

Con los nuevos antecedentes de Sergio Bustos, quien pidió protección policial, el Ministerio Público podría estar en condiciones de indagar posibles llamados a funcionarios de La Moneda y, de encontrar antecedentes valiosos, comprobar el denunciado tráfico de influencias en el denominado ‘Nueragate’.

  • Marcia Beatriz Aninat Varas

    GUAU, SI LO QUE AQUI SE SEÑALA ES CIERTO….MUY MAL PARADA QUEDARÌA CIERTAMENTE LA PRESIDENTA…QUE PENA….ESTAMOS IGUALITOS A LOS ARGENTINOS…CUANDO LA IDEA SERÌA QUE TUVIERAMOS MANDATARIOS COMO EL EX PRESIDENTE DE URUGUAY…..EN FIN….