En Chile:

Seis meses antes de los ataques en París, la policía dejó de vigilar a los implicados

La célula terrorista que esta semana mató a 17 civiles en París estaba considerada como una amenaza de “bajo riesgo” por las autoridades francesas, las que seis meses antes de los ataques dejaron de vigilar a Amedy Coulibaly y a su pareja Hayat Boumeddiene, junto a la cual habría planificado el asalto a un almacén judío en coordinación con los hermanos Kouachi.

Así lo reveló una publicación del medio británico The Daily Mail, que aportó una serie de antecedentes sobre la joven Boumeddiene (26), quien habría viajado a Siria para sumarse a las filas del Estado Islámico.

“Hace cinco años, (Boumeddiene) se sacó una fotografía en completa vestidura islámica, usando una ballesta en la zona rural de Francia, donde conoció a sus reclutadores yihadistas. Ella y los tres asesinos de París eran conocidos por los servicios de seguridad. Sin embargo, pese a odiar fanáticamente a occidente y tener acceso a las armas, la policía decidió dejar de monitorearlos en julio de 2014”, afirma el reportaje.

El periódico también señala que han aparecido cientos de llamadas telefónicas entre Boumeddiene y la esposa de Cherif Kouachi – quien se sospecha atacó las oficinas de Charlie Hebdo – las que pudieron haber sido rastreadas fácilmente, y a tiempo, por la inteligencia francesa. “Quinientas (llamadas) fueron realizadas el año pasado”, destaca el medio.

Tanto Coulibaly como los hermanos Kouachi fueron baleados por comandos de la policía este viernes.

También se conoció la repentina muerte del subdirector de la Policía de Limoges, quien estaba involucrado en la investigación del atentado en contra de la revista Charlie Hebdo. Las primeras versiones hablan de un suicidio, aunque se desconoce si tiene relación con la masacre.