En Chile:

Proyecto de ley de «detención militar indefinida» es aprobado en el Senado estadounidense

La noche de ayer, el Senado legalizó el poder del ejército estadounidense para detener a ciudadanos americanos sin cargos, sin juicio y sin supervisión, con la aprobación de S. 1867, el Acta de Autorización de Defensa Nacional.

Una enmienda que podría haber bloqueado específicamente que las medidas fueran usadas contra ciudadanos estadounidenses fue rechazada y el proyecto de ley final fue aprobado por 93 votos contra 7.

Otra enmienda presentada por el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein, que intentó impedir que la provisión sea usada en territorio estadounidense, un esfuerzo para asegurar que “el ejército no se pasee por nuestras calles buscando a sospechosos de terrorismo”, también fracasó, aunque Feinstein votó a favor de la ley de todas maneras.

Feinstein fue capaz de incluir una amplia enmienda simbólica que declara que “nada en el proyecto cambia la actual legislación en relación con la detención de ciudadanos estadounidenses y extranjeros legales”, pero esta medida no tiene sentido según el congresista republicano, Justin Amash, un duro crítico de la ley.

“Algunos han afirmado que la enmienda del Sen. Feinstein, S Amdt 1456, protege los derechos de ciudadanos estadounidenses y preserva el debido proceso constitucional. Desafortunadamente, no lo hace. Es más inteligente llamarlo algo absurdo”, escribió Amash en su página de Facebook.

Aunque la Casa Blanca ha amenazado con vetar la ley, el hecho de que los abogados de la administración Obama reafirmaron ayer su respaldo al asesinato de ciudadanos estadounidenses podría sugerir lo contrario. No votar por el proyecto ley, o en otras palabras, defender el juramento de proteger la Constitución, ha sido descrito una y otra vez como un “suicidio político”.

“La ley le brinda esteroides a la autoridad de las detenciones militares y hace permanente que ciudadanos estadounidenses y otros estén en grave riesgo de ser arrestados por el ejército sin cargo ni juicio”, dijo Christopher Anders, consejero legislativo supremo de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Como Spencer Ackerman remarca, el proyecto de ley viola completamente la sexta enmienda en que permite que ciudadanos estadounidenses sean arrestados indefinidamente, incluyéndose en un centro de detención en el extranjero, sin ninguna pieza de evidencia. Un estadounidense meramente tiene que ser declarado terrorista y podrá ser abducido de las calles y nunca más visto.

“El mandato para usar la detención militar indefinida en casos de terrorismo no está limitada a los extranjeros. Es confuso, porque dos secciones diferentes del proyecto parecen contradecirse unas a otras, pero según el juicio de Robert Chesney de la Universidad de Texas – una autoridad no partidista en el tema de la detención militar – ‘Los ciudadanos de Estados Unidos son incluidos en la concesión de la autoridad de detención’”, escribe Ackerman.