En Chile:

Trump rinde honores a oficial denunciado por crímenes de guerra en Afganistán

El presidente Donald Trump condecoró este jueves a Britt Slabinski, oficial del SEAL Team 6 que ha sido acusado por cometer asesinatos y torturas de afganos indefensos en Medio Oriente.

“La prensa de establishment ignoró por completo las acusaciones contra Slabinski, enfocándose meramente en la controversia generada por las diferencias entre la Fuerza Aérea y el Comando Naval durante una operación mal ejecutada dirigida por Slabinski  en 2003”, comentó Shelley Connor de WSW.

Dicha operación costó la vida de cinco estadounidenses. Uno de los caídos, el oficial aéreo John Chapman, fue abandonado para combatir solo cuando Slabinski ordenó a sus tropas evacuar Takur Ghar, una montaña cercana a la frontera paquistaní. Según Slabinski, él pensaba que Chapman estaba muerto cuando dispuso el retiro de sus hombres.

Días después del enfrentamiento de Takur Ghar, miembros del SEAL Team 6 comenzaron a mutilar a sus víctimas en respuesta a la mutilación de otro de sus miembros, Neil Roberts, por parte del talibán. El propio Slabinski admitió haber emboscado a supuestos combatientes de Al Qaeda en su ingreso a Pakistán, disparando 20 veces a los cadáveres.

“Fue como un juego… Fue una buena terapia. Una terapia realmente buena para todos los que estaban ahí”, comentó en una entrevista al corresponsal de Newsweek, Malcolm MacPherson.

El hecho le significó ser removido de su cargo por cuatro años. Sin embargo, en 2007, Slabinski se integró al Blue Squadron. El grupo de asalto fue indagado en al menos dos ocasiones por el Naval Criminal Investigative Services (NCIS) y el Estado Mayor Conjunto luego de múltiples quejas – desde aliados afganos a tropas del SEAL Team 7 – por abusos y actos ilícitos en contra de poblaciones afganas no involucradas en combate.

Posteriormente, Slabinski enfrentó una nueva investigación por el crimen de escolares.

También Obama

La glorificación de criminales de guerra no es algo particular de la Casa Blanca de Trump, precisó Connor. El gobierno de Obama rindió honores al operador de la CIA Johnny Spann, asesinado en 2001 cuando los prisioneros de la fortaleza de Qala-i-Jangi se sublevaron contra los horrendos métodos de interrogatorio practicados por el estadounidense.

Un video filmado antes de la rebelión muestra cómo Spann atormenta y amenaza a John Walker Lindh, el norteamericano que fue encerrado en el complejo tras unirse al talibán. Lindh fue uno de los sobrevivientes del bombardeo de EEUU a Qala-i-Jangi -en respuesta a la sublevación- que cobró la vida de casi 800 prisioneros.

La CIA colocó el nombre de Spann en el Muro Conmemorativo y en su Libro de Honor. En una conferencia de prensa realizada en diciembre de 2014, el entonces director de la Agencia bajo Obama, John Brennan, rindió tributo al oficial en medio de sus críticas al informe del Comité de Inteligencia del Senado de EEUU que reveló las torturas cometidas por el organismo.

POSTS POPULARES