En Chile:

psicópatas de viña