En Chile:

faltas a la probidad