En Chile:

Romney comparte los mismos financistas de Wall Street que Obama

Igual que Obama, el candidato a la presidencia Mitt Romney es una marioneta de Wall Street y los banqueros. No existe absolutamente diferencia alguna entre ellos, a pesar de la fétida propaganda republicana.

Esto queda en evidencia echando un vistazo a los altos contribuidores de la campaña de Romney. Una página de Open Secrets sobre los patrocinadores de Romney se lee como el Quién es Quién de Wall Street y el cartel financiero. El financista más alto es Goldman Sachs, seguido de Credit Suisse Group, Morgan Stanley, Bank of America, JP Morgan Chase, UBS, Citigroup, Wells Fargo y Barclays – importantes entes en la constelación bancaria de Wall Street y Londres.

Bain Capital también está en la lista. Se trata de una firma de “servicios financieros” e inversión co-fundada por Romney. Bain posee el conglomerado de propaganda de establishment, Clear Channel, lo cual explica por qué animadores de radio “conservadores” como Limbaugh, Hannity y Levin están apoyando a Romney, especialmente frente al fuerte desplante de Ron Paul en las primarias. Tanto Savage (cuyo verdadero nombre es Weiner) y Levin han llegado lejos, diciendo que Paul es una amenaza para el país.

En diciembre, Mitt se negó a liberar la identidad de sus financistas, o personas que reúnen contribuciones de muchos individuos en una organización o comunidad y entregan su dinero a la campaña.

En otras palabras, la lista de más arriba es sólo la punta del iceberg. La escasa transparencia de Romney sobre sus patrocinadores indica que está recibiendo dinero de fuentes que desean mantener su identidad oculta.

En noviembre, se reportó que Jimmy Lee, un banquero veterano de inversiones de Wall Street y tres otros altos ejecutivos de JP Morgan Chase & Co, organizaron una recepción de $2,500 dólares por persona para Romney.

“Estoy comprometido a hacer todo lo que pueda para ayudar a su campaña, porque también creo que es el desafiante más fuerte para el presidente Obama”, contó Lee a Reuters. Lee dijo conocer a Romney de toda su carrera en Wall Street, efectuando uno de sus primeros préstamos hacia él en Bain Capital.

No es claro por qué el Sr. Lee se opone a Obama – los patrocinadores de éste son casi una copia exacta de los de Mitt. Goldman Sachs, JP Morgan (donde Lee trabajó), Citigroup, Morgan Stanley, USB y muchos otros jugadores dieron fuertes donaciones a la campaña de Obama en 2008.

Ahora debería resultar obvio que el show conocido como “ciclo de elecciones” en Estados Unidos, es una silla musical con los mismos banqueros y corporaciones transnacionales que finalmente toman las decisiones.

La próxima vez que escuches a Michael Savage, Mark Levin o algún otro títere mediático de los banqueros enfurecidos por el “comunista” Obama, para luego declarar su apoyo al “capitalista” Romney, debes darte cuenta de que ambos están vendiendo el mismo veneno.

No existe absolutamente ninguna diferencia entre los candidatos de establishment – todos apoyan la agenda globalista de guerras y la destrucción económica de los Estados Unidos, mientras sus maestros y titiriteros se preparan para consolidar su poder sobre la humanidad e imponer un distópico gobierno mundial, con una red de control policial sobre el planeta.