En Chile:

Presidente Piñera protege a mandos de la PDI acusados de corrupción

El presidente de la República, Sebastián Piñera, aprobó este jueves la propuesta del Alto Mando de Investigaciones para el año 2013, manteniendo en su cargo al director de la institución, Marcos Vásquez Meza, involucrado en graves casos de corrupción.

En octubre de este año, la prensa se enteró de la existencia de una red de protección a narcotraficantes, donde estaban involucrados cerca de 10 detectives de la Bicrim de Pudahuel.

Respondiendo a los cuestionamientos de la opinión pública, Marcos Vásquez aseguró que la situación podría haber sido detenida con anterioridad si la PDI hubiera realizado la investigación. No obstante, según el defensor público Cristian Mardones, la institución recibió oportunamente la orden de indagar, en abril de este mismo año. ¿Negligencia?

Con la nueva constitución del Alto Mando de la PDI, Piñera no sólo mantiene a un director general que ha ignorado gruesas acusaciones de corrupción en la policía civil, sino que ha hecho todo lo posible por ocultar una red de narcotráfico aun mayor bajo el amparo del Ministerio del Interior.

En agosto de 2012, el ex inspector de la PDI, Fernando Ulloa, denunció la internación mensual de cerca de 300 kg. de cocaína al país, escondida en camiones de aparatos electrónicos. Según su investigación, el cargamento de droga era escoltado por funcionarios de la PDI, Carabineros y “soldados”.

En 2011, Ulloa informó de todo esto a sus superiores – incluido el propio Vásquez – llegando a reunirse con el entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter. Hasta el día de hoy no se sabe qué ocurrió con la carpeta investigativa que Ulloa entregó al ahora ministro de Defensa.

En la lista de presuntos encubridores se encuentra el ex jefe de unidad, subprefecto Juan Sepúlveda Soto – ahora en retiro –, el sub Jefe de unidad de la Bicrim Maipú, Alfonso Sabando Gómez – actual Jefe de la Bicrim de Peñaflor –, y el subdirector operativo de la PDI, Juan Baeza Maturana, quien se mantendrá en su cargo bajo la aprobación del presidente Piñera.

Otro prefecto que conservará su posición es Luis Carreño Hohn, actual Jefe de la XV Región Policial Arica y Parinacota, zona estratégica para el narcotráfico. Anteriormente, Carreño había ejercido como Jefe del Departamento V de Asuntos Internos de Investigaciones, pero fue ascendido luego de las denuncias de Ulloa.

También se mantendrá en el cargo la Jefa Jurídica de Investigaciones, Rosana Pajarito Henríquez, conocida en la institución como la “viuda negra”.

Pajarito ha estado involucrada en una serie de irregularidades, como el ocultamiento de un dictamen de la Contraloría General de la República que acusó directamente a Marcos Vásquez de infringir la ley de probidad al omitir su declaración de intereses.