En Chile:

Muere testigo que involucró a cura “protegido” por Ezzati en la desaparición de un menor

El abogado Juan José Arcos pidió que se investigue la muerte de Juan Esteban Cárdenas, de 60 años, quien declaró a la Policía de Investigaciones que el sacerdote Rimsky Rojas le ordenó enterrar el cadáver de un estudiante que desapareció en Punta Arenas a finales del año 2001.

“No deja de ser extraño que cada vez que aparezca una persona que aporte antecedentes nuevos a la causa… al poco tiempo muera”, dijo la madre del joven Ricardo Harex, cuyo paradero se desconoce desde hace más de 12 años.

En abril de 2014, según publicó Terra.cl, el testigo clave confesó haber trabajado como administrador de la Casa de Retiro Juan Pablo II cuando cierta noche del 2001, vio llegar “un furgón desde donde descendió el sacerdote Rimsky Rojas y otros dos sujetos… quienes lo obligaron a hacer un hoyo en el terreno junto a las cabañas”.

Tras negarse a cumplir la orden, Cárdenas habría sido “amenazado por uno de los hombres (que está siendo buscado por la policía), por lo que cavó un hoyo de casi un metro con una pala y una horquilla de cuatro patas y tras ello procedieron a enterrar a Harex… para posteriormente echarle soda cáustica al cuerpo con la intención de disolver sus restos”.

Luego de esta declaración, funcionarios de la PDI intentaron reubicar al testigo, pero no fue posible conversar con él: había fallecido a consecuencia de una supuesta hemorragia hepática, que según el abogado de la familia Harex, no contaría con una autopsia que la confirme como causa del deceso.

“La muerte de un tercer testigo clave del caso hace que tengamos la sospecha de que esta muerte pudo ser un asesinato”, dijo el abogado Arcos, quien ha puesto hincapié en las pistas que imputan la supuesta responsabilidad del sacerdote salesiano Rimsky Rojas en la desaparición del menor, la cual se sospecha habría tenido motivaciones sexuales.

La semana recién pasada, el cardenal Ricardo Ezzati fue sobreseído en la causa por obstrucción a la investigación que abrió Fiscalía para determinar si la autoridad eclesial mintió, en 2011, al negar las denuncias de abusos sexuales cometidos por el sacerdote Rojas en la ciudad de Valdivia, en circunstancias de que sí habría tomado conocimiento de los delitos pederastas.

La fiscal jefe de Valdivia, Tatiana Esquivel, estimó que el hecho “no era punible porque la responsabilidad penal del imputado Rimsky Rojas se había extinguido con su muerte y, en segundo lugar, esa responsabilidad penal se encontraba prescrita, pues cuando el querellante hizo la denuncia ya habían transcurrido más de 15 años desde su ocurrencia”.

Rojas supuestamente se suicidó en febrero del 2011 cuando emergió el testimonio de otro testigo en la causa de Ricardo Harex.

“La culpa que le apuntamos a Ezzati es que, en vez de haber tapado los escándalos sexuales que traía Rimsky Rojas desde Valdivia, podría haber denunciado los hechos a la justicia y con ello probablemente Ricardo Harex no habría desaparecido y estaría hoy con nosotros”, señaló en marzo el abogado de la familia Harex.

A través de un comunicado de prensa, el Obispado de Magallanes desmintió que Cárdenas trabajara para la Iglesia y señaló era un indigente que recibió la ayuda del Hogar de Cristo para “rehabilitarse del alcoholismo”.

  • Homónimo

    Dinero, poder, sexo, emociones desenfrenadas y egoísmo explican gran parte de la motivación humana.

  • NEO 2012

    Que casualidad que justo se mueran los testigos que hablan en el caso Rimsky Rojas. ¿Qué pez grande estará involucrado en este caso? ¿Será un Cardenal que se hace el webón? ¿Se habrá suicidado Rimsky Rojas?

  • SATÁN

    EL OPUS DEI MATA DE LA MANERA MÁS COBARDE EN “EL PRIMER MUNDO”

    ¿Quién está detrás , para que sirve y a quien sirve el sistema sanitario?
    ———————————————————————————————————–

    Yo tenía unos 14 años y una preocupación que comenté con algunas amigas de mi edad. Mi padre , enfermo crónico desde una hepatitis en su juventud, estaba en coma ingresado en la uvi con un pronóstico desfavorable , podía morir en las próximas horas. Una de mis amigas me dijo que sabía que en los hospitales había una gente que rezaba por los enfermos y que “funcionaba” de verdad, que tenía que intentarlo, me habló de un familiar suyo que estaba desahuciado y estas personas le habían salvado la vida con sus rezos y la energía que le habían transmitido . Ella lo creía verdaderamente pero a mi me costaba… Insistió tanto que , casi obligada, llamé a un número que ella me proporcionó, no me costaba nada hacerlo y mi padre era católico creyente…. Un hombre me preguntó el nombre del paciente , la planta y el número de cama y me prometió que rezarian por él , que elevarian mi petición a dios, que le transmitirían mucha energía que ayudaría en su sanación pero que tenía que tener fe y confiar en cristo , etc. Aguanté un largo sermón …
    Al día siguiente mi padre salió del coma tan fresco como sí nada.
    Yo me quedé muy sorprendida y durante mucho tiempo con una mosca enorme detrás de la oreja….
    Mi padre siguió “enfermo” y murió pocos años después a los 59 años de edad .
    Todo esto sucedió en la ciudad de Zamora a finales de los años 70.
    Nunca conseguí creer en dioses ni en milagros pero desde ese día empecé a creer muy en serio en los hijosdelagranputa.
    Más tarde he comprobado que todo lo que él tomaba por prescripción facultativa era tóxico y actualmente está prohibido y, gracias a este episodio de mi adolescencia , tengo la terrible certeza de que fué asesinado con premeditación y ensañamiento.

    ZAMORA (ESPAÑA)