En Chile:

Kissinger, drogas y China: Los dudosos nexos de la secretaria de Transportes de Trump

El próximo presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado la elección de la exsecretaria del Trabajo de George W. Bush y esposa de un senador republicano por Kentucky, Elaine L. Chao, como encargada de Transportes.

El sitio web WeAreChange califica el anuncio como «la decisión más cuestionable» del multimillonario, tomando en cuenta los supuestos intentos que tenía de «secar la ciénaga» de Washington y barrer con lobistas y representantes del «establishment» político imperante, como prometió en noviembre tras ganar los comicios.

Durante años, la familia Chao se destacó por entregar dinero al parlamentario de derecha Mitch McConnell, quien es cónyuge de la mujer que integrará el gabinete de Trump, escribe Andrew Meyer.

En junio del año pasado el clan llegó a titulares cuando policías colombianos descubrieron que una de sus principales empresas, Foremost Maritime Corporation, había traficado al menos 40 kilos de cocaína en uno de sus navíos, el Ping May. Esto sucedió justo cuando McConnell, esposo de Chao, se oponía fuertemente a la legalización de la marihuana.

Como indica World Net Daily, «uno de los clientes de los Chao es el donante de la Heritage Foundation, Maurice ‘Hank’ Greenberg, lobista pro-china cuya compañía de seguros tiene negocios en China. Se dice que Greenberg es la ‘bolsa de dinero’ de Henry Kissinger. Éste se ha hecho rico en los últimos años a través de consultorías pagadas a compañías estadounidenses que buscan comerciar con China».

La semana pasada, el reportero Luke Rudkowski, de la organización WeAreChange, llamó a estar alerta sobre los nexos entre Kissinger y K.T. McFarland, designado por Trump como asesor en seguridad nacional y miembro, al igual que Chao, del Council on Foreign Relations (CFR), un importante think-tank que ha dominado la política exterior norteamericana.