En Chile:

Huracán: Afirman que Moya alertó sobre allanamiento a unidad de inteligencia

Nuevos detalles que reafirman la participación del fiscal de Rancagua Sergio Moya en asesorías a oficiales de Carabineros imputados en la denominada Operación Huracán aportó el ex capitán Leonardo Osses en una extensa declaración prestada hoy ante el juez de Temuco, Luis Olivares.

Desmarcándose en parte de afirmaciones anteriores, el ex integrante de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) dijo entre sollozos que ahora no puede asegurar en forma categórica la efectividad de la herramienta creada por el ex asesor Alex Smith para «interceptar» comunicaciones de WhatsApp.

Ello luego de haber tomado conocimiento del correo enviado a su antiguo superior de la unidad, el ex mayor Patricio Marín, por el actual persecutor de la Región de O’Higgins, Sergio Moya, quien sugiere no entregar a la PDI soportes informáticos de la prueba que dio sustento al Oficio 202 de Inteligencia, el cual revela presuntas filtraciones del Ministerio Público a actores de la causa mapuche.

En el texto, Moya advierte explícitamente a Marín que la Brigada del Cibercrimen de Investigaciones podría descubrir que los mensajes de WhatsApp no pueden ser intervenidos, lo que provocaría el «fin» de la causa en cuestión.

Según Osses, el fiscal Moya tenía contacto con la UIOE desde marzo de 2017 en función de la amistad que éste tenía con el mayor Marín -puesto que ambos trabajaron juntos en La Araucanía-, y a raíz de diligencias encaminadas a aportar información relativa al caso Andes, donde se indagó un supuesto tráfico de armas entre Chile y Argentina.

Era tanta la cercanía entre ambos -señaló Osses-, que en una oportunidad incluso acompañó a Marín a visitar a los padres de Moya.

También reveló que Moya habría anticipado a los miembros de la UIOE que dicha unidad sería allanada luego de ponerse en duda la herramienta «Antorcha», diligencia que se cumplió días después.

La alerta de Moya a Carabineros habría llevado a los mandos a ordenar la destrucción y borrado de evidencias, entre ellas, presuntas interceptaciones previas a agosto de 2017 que habrían sido capturadas sin autorización judicial.

De dicha ilegalidad, agregó Osses, habrían tenido conocimiento fiscales de La Araucanía y un secretario del ministro de la Corte de Apelaciones de Temuco Aner Padilla, el cual habría hecho gestiones para visar las dudosas pruebas aportadas en el Informe 130 -que estuvo en el origen de Huracán- de forma retroactiva.

Dada la gravedad de las imputaciones contra Moya -y siendo además quien dio luz verde a la Fiscalía para allanar en 2018 la UIOE- el juez Olivares dejó constancia de los dichos de Osses y pidió al Ministerio Público indagar si existió algún delito de violación de secreto en la conducta del jurista.

Por Matías Rojas / Temuco