En Chile:

Gendarmería blinda a coronel vinculado a acoso sexual y abre sumario contra denunciante

En su cargo permanece el oficial de Gendarmería Óscar Aravena, acusado por presuntas ofensas de carácter sexual y hostigamiento laboral contra la teniente de iniciales E. C. V. durante su paso por la cárcel de Talca, en la Región del Maule.

Recordemos que, como informó Verdad Ahora hace algunas semanas, la afectada concurrió al Instituto de Derechos Humanos (INDH) para denunciar “conductas indebidas” del coronel, “como solicitudes de encierro en un baño, chistes de connotación sexual y trato preferente al personal femenino que estaría aceptando los oprobios”.

De acuerdo a los antecedentes recabados por este medio, la uniformada estuvo a un paso de suicidarse en diciembre de 2017, luego de sufrir una crisis angustiosa gatillada por las órdenes del alcaide, quien subrogando al director regional del Maule dispuso su traslado inmediato a otra unidad.

A comienzos de este año, la Contraloría General de la República ordenó al ente ponderar la instrucción de un sumario para aclarar los malos tratos denunciados por E. C. V., sin embargo, hasta el momento, ella sería la única inculpada, ya que el servicio está cuestionando la licencia médica que presentó luego de caer hospitalizada y abrió un sumario en su contra.

Verdad Ahora conversó con la madre de la funcionaria, quien alegó un total abandono por parte de Gendarmería, ya que en los varios meses de reposo que lleva por estrés, no ha sido visitada ni contactada por una asistente social. “Este ha sido un acoso progresivo en el tiempo”, señaló.

Dado que el oficial de ronda no concurrió al centro médico donde su hija estaba internada producto de la crisis, agregó, la institución no dejó constancia oportuna de lo ocurrido, por lo que ahora ha optado por desconocer la existencia de una enfermedad laboral.

INTOCABLE

El jefe penitenciario que figura en la acusación ya fue sancionado a fines de 2017 cuando la Contraloría Regional de Aysén detectó millonarias irregularidades financieras al auditar los procesos de adquisición y abastecimiento durante su paso por Coyhaique.

En esa destinación, el coronel Óscar Aravena también fue denunciado ante el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) por dos profesionales en mayo de 2015.

Ambas señalaron que el entonces director regional de Aysén maltrataba laboralmente a la primera con “múltiples cambios de funciones y destinaciones en menos de un año”, mientras que a la segunda, con “cometidos a Chile Chico y Valle Verde, a pesar de encontrarse con tres meses de embarazo de alto riesgo”, lo que generó “un desgaste emocional” que repercutió en “todo el núcleo familiar”.

Diez años antes, en 2005, el mismo integrante de Gendarmería fue cuestionado por mantener una supuesta relación amorosa con una interna -del penal de Rengo- a cambio de beneficios.

POSTS POPULARES