En Chile:

Crisis en Venezuela: Prensa de EEUU revela contactos previos de Guaidó con Washington

Un extenso reportaje publicado este viernes en el medio norteamericano The Wall Street Journal da a conocer la influencia directa del gobierno de Donald Trump en la inédita proclamación del dirigente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como nuevo presidente “interino” del país caribeño.

El periódico asevera que la noche antes del anuncio que ignoró el liderazgo ejercido por el mandatario Nicolás Maduro, el vicepresidente de EEUU Mike Pence llamó personalmente a Guaidó para decirle que Trump lo apoyaría si lograba hacerse con el poder político “invocando una cláusula de la Constitución” que restaba legitimidad al proceso electoral de mayo de 2018 que dio la victoria al chavismo.

El llamado “puso en marcha un plan desarrollado en secreto durante varias semanas previas, acompañada por charlas entre funcionarios de EEUU, aliados, parlamentarios y figuras claves de la oposición venezolana, entre ellas el propio Guaidó”, señala el diario.

A pocos instantes de que Guaidó accediera y concretara la solicitud de Pence, el presidente Trump, cumpliendo su parte del acuerdo, reconoció públicamente al legislador como el nuevo líder “encargado” de Venezuela, hecho que fue seguido por pronunciamientos similares provenientes de Canadá, Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú.

Por su parte Maduro, quien se negó a abandonar Caracas, recibió el apoyo de Turquía, Rusia, México y Bolivia, tensionando aún más la situación.

Según WSJ, el equipo extranjero que apoya la salida de Maduro es integrado por Mauricio Claver-Carona, abogado e hijo de exiliado cubano, quien se ha unido a republicanos de línea dura como el senador Marco Rubio, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton, y el secretario de Estado Mike Pompeo, ex director de la CIA.

En noviembre del año pasado, Bolton afirmó que EEUU estaba debilitando cada vez más su influencia en América Latina, llamando a Cuba, Nicaragua y Venezuela “una troika de tiranía”, dando así respaldo a sanciones económicas para Maduro y un ataque a “entidades poseídas y controladas por el ejército y los servicios de inteligencia cubanos”.

Fue dicho ánimo el que respaldó un acuerdo bipartidista de Rubio y el senador demócrata por New Jersey, Bob Menéndez, que en diciembre de 2018 calificó a Maduro como un gobernante “ilegítimo”, definiendo a la Asamblea Nacional de Guaidó como “la única institución democrática restante” en Venezuela.

El plan de acción habría sido pulido el 2 de enero de 2019, cuando Pompeo se reunió con funcionarios gubernamentales de Brasil y Colombia, destaca la publicación.

POSTS POPULARES