En Chile:

Acusan a cardenal Ezzati de impedir que se aclare la desaparición de un estudiante en Punta Arenas

A la existencia de una red de protección de la Iglesia Católica develada en 2012 por la ministra de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, Marta Pinto, y que estaría impidiendo el esclarecimiento del Caso Harex, se suman ahora los cuestionamientos al presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, monseñor Ricardo Ezzati.

En una entrevista con Terra, el abogado que representa a la familia del estudiante Ricardo Harex, quien desapareció sin dejar rastro un día de octubre del año 2001, responsabilizó al cardenal de Santiago por ocultar las denuncias de abusos sexuales en contra del sacerdote Rimsky Rojas, ex director del Liceo Salesiano San José de Punta Arenas y uno de los principales sospechosos de la justicia en este puzzle policial.

“La culpa que le apuntamos a Ezzati es que, en vez de haber tapado los escándalos sexuales que traía Rimsky Rojas desde Valdivia, podría haber denunciado los hechos a la justicia y con ello probablemente Ricardo Harex no habría desaparecido y estaría hoy con nosotros”, manifestó Juan José Arcos, abogado de la familia Harex.

En febrero de este año, el ex alumno del Liceo Salesiano de Valdivia, Marcelo Vargas, presentó una querella por obstrucción a la investigación en contra de monseñor Ezzati, a quien acusó de ocultar información sobre la pederastía del clérigo Rojas en la década de los ochenta. Vargas denunció que el sacerdote “fue sacado del colegio para ir al extranjero… volver a Chile en 1989 y continuar con los abusos acreditados una década después”, en la ciudad de Punta Arenas.

La eventual complicidad de Carabineros en el crimen magallánico de Harex, la acusación de un testigo clave que denunció haber sido presionado por la PDI para mentir, y el extraño «suicidio» del mismo Rimsky Rojas en 2011 (que ha sido calificado por la ministra en Visita como un posible homicidio), han enturbiado el esclarecimiento del caso. No obstante la familia mantiene su esperanza de encontrar la verdad, según manifestó el padre del estudiante, Sergio Harex, a un medio local.

La investigación estaría abocada ahora a ubicar a un misterioso taxista que, a juicio del abogado Arcos, ayudó a ocultar el cuerpo de Harex luego que el sacerdote Rojas intentara abusar del estudiante.

“Harex termina en el auto de Rimsky Rojas, luego llegan al domicilio del sacerdote donde trata de abusar de Ricardo. El joven no lo permite y forcejean, por lo que Rojas lo empuja y rueda por unas escaleras, falleciendo producto de los golpes. Luego, el sacerdote le pide ayuda a un taxista conocido suyo, para poder ocultar y luego hacer desaparecer el cuerpo”, reveló Arcos al Diario El Pingüino.